Hacerte estas seis preguntas cada noche te hará un poco más feliz día a día

La profesora británica Sandi Mann describe en su libro 'Ten Minutes to Happiness' seis preguntas que hacerte al final del día para mejorar tu salud mental

Una de las asignaturas pendientes de nuestra época es la salud mental. Aunque ya no está tan estigmatizada e ir al psicólogo ya no se ve como algo de 'locos' o de 'enfermos mentales', cuidamos muy poco nuestra psicología. Por eso nacen tantas pseudociencias y pseudodivulgadores que hacen filosofía barata, para aprovecharse de ese vacío que tenemos dentro de nosotros mismos y de nuestras carencias.

Entre todos estos libros engañosos, Sandi Mann publica Ten Minutes to Happinessun libro en el que explica su truco para ser más feliz: escribir en un diario la respuesta de seis preguntas muy concretas al final del día y que nos cambiarán la percepción de las cosas. Responderlas no nos ocupará más de diez minutos, y estas preguntas, según cuenta en sus páginas, redirigen día tras día nuestra mente hacia un lugar más positivo porque seremos más capaces de ver lo bueno que hacemos, lo bueno que nos han dado y lo bueno que podemos ofrecer. Además, releerlas nos ayudará a ver nuestra evolución psicológica diaria y permitirá encontrar nuevas formas de resolver problemas al ver nuestros pensamientos con cierta distancia. 

Resultado de imagen de i'm fine gif

Las seis preguntas que deberías ir respondiendo en este "diario de la felicidad" hacen referencia a nuestros logros y felicidad, y a todos aquellos aspectos más positivos del día a día:

1. ¿Qué experiencias, aunque sean mundanas, te dieron placer? Así, aunque haya sido un día horrible y estresante, verás todo lo bueno que ha sucedido a lo largo del día y aprenderás a disfrutar "de las pequeñas cosas". 

2. ¿Qué elogios y buen feedback recibiste hoy? Recordándote las cosas de ti que han gustado a los demás podrás apartar las inseguridades y estar más satisfecho con tu forma de ser, tu trabajo y tu rendimiento. Aprenderás a valorar más lo que haces e, incluso, a quererlo un poquito más. Para cuando estés inseguro en tus estudios y empleo.

3. ¿Qué momentos te hicieron sentir afortunado/a? Sentir que has tenido buena suerte es vital. Esas cosas buenas que ocurren y que no dependían de ti. "No tuve que esperar ningún bus o metro", "me encontré 1€ en la calle", "la máquina expendedora soltó dos productos en cambio de uno". Te demostrará que la suerte también te sonríe y no dejará que la negatividad de 'todo es una mierda' te devore en tus peores días.

4. ¿Cuáles fueron tus logros, aunque sean pequeños? Así sentiremos que logramos triunfar en pequeñas cosas a nivel, aunque sean pequeñitas. Pequeños logros que nos demuestran que avanzamos.

5. ¿Qué cosas te hicieron sentir agradecido/a? Para recordar la bondad de los demás y no solo centrarte en la negatividad que —irremediablemente— todos sufriremos, está bien pensar en los pequeños actos de los demás que nos hicieron felices.

6. ¿Cómo demostraste amabilidad a otros? De la misma forma, es necesario hacer estos pequeños actos para ayudar a los demás. No solo es importante que los demás te recuerden que la bondad existe, ¡tú también debes recordarlo! Y, así, dejarás un mundo un poco mejor. 

Por supuesto, estas seis preguntas no son la panacea de la salud mental —no deberían sustituir el apoyo de un profesional—, pero sí que pueden ser una pequeña ayuda para conseguir un poco más de felicidad diaria. Y acabar los días dándote cuenta de las cosas buenas y no centrándote en las mierdas.