La Gata de Schrödinger: “Paulo Coelho se ha montado un negocio con psicología de lo más barata”

Con 110.000 suscriptores la castellonense Rocío Vidal se ha convertido en uno de los referentes de la divulgación científica en Youtube

La lógica dice que sentarse a tomar un café con La Gata de Schrödinger y charlar sobre la vida es exponerse a una batalla dialéctica de la que probablemente saldrás perdiendo. Pero, a pesar de que en sus vídeos de Youtube no deja títere con cabeza, compartiendo mesa con Rocío Vidal, castellonense de 25 años, no se dedica a dar lecciones de moralidad o zascas a su interlocutor. A esta divulgadora científica no se le caen los anillos a la hora de reconocer sus propios errores o echarse unas risas con un pasado no muy lejano en el que llegó a interiorizar las teorías del libro El Secreto. Ahora que ya suma 110.000 suscriptores, el azote de la pseudociencia en internet responde a las preguntas de Código Nuevo. 

En los apenas siete meses que llevas en Youtube te has tirado al cuello del feminismo, al reiki, a la autoayuda, a Greenpeace y hasta al todopoderoso fútbol. ¿Todavía no te has despertado con una cabeza de caballo en la cama?

Cada día es una aventura porque sabes perfectamente que tus vídeos van a enfadar a bastante gente. La primera vez que se te echan encima duele, pero luego se convierte en parte de la rutina. Me lo decían siempre y es verdad: te acostumbras a todo. Lo que sí es cierto es que con el viral de las ‘Chamanas Modernas’ llegué hasta a recibir amenazas de muerte o del tipo ‘tú ten cuidado por donde vas que igual tienes un susto’. No es que me lo tomara muy en serio pero sí que es un poco en plan ‘madre mía, la mafia italiana viene a por mí’. En el fondo lo que hago es bastante divertido.

Sí, sí, ahora te ríes. Pero seguro que en su momento pensaste ‘shit, la he liado parda’…

Jajaja! Vale, la verdad es que en el caso de las Chamanas Modernas me acojoné bastante. No sabía si tanto revuelo acabaría por perjudicarme, si me hundiría o si nadie me tomaría en serio. En esos momentos piensas muchas cosas. Luego los youtubers de las cloacas comienzan a sacarte vídeos de respuesta para rascar sus visitas y sacar su minuto de fama. Por suerte todo salió bastante bien para mí, a pesar de las amenazas de demanda, y aquí sigo. 

Se nota que te gusta repartir justicia científica pero, la pregunta obligatoria es: ¿se puede hacer divulgación en el nido de hate que son hoy día las redes sociales?

Sí, es posible. Además, tú das lo que recibes. Tengo compañeros que hacen divulgación más educativa y no reciben tanto hate. Lo que ocurre es que al meterme en terrenos pantanosos y, aunque el objetivo final sea divulgar la ciencia, en plan que si me meto con Greenpeace es para divulgar sobre los transgénicos y decir que son seguros a nivel científico, pues acabo recibiendo lo que doy. Soy consciente de que doy caña y es lógico que me la devuelvan, también tengo vídeos más happy como de la felicidad y en ese apenas recibo odio.

Repito la pregunta: ¿se puede hacer divulgación siendo MUJER en el nido de hate que son las redes?

Hay gente a la que le cuesta asimilar que sea una mujer la que tenga cierta autoridad o al menos conocimientos contrastados como para opinar en algunas materias. Les molesta y cada día tengo comentarios machistas en mis vídeos. Tanto de tíos que en lugar de comentar mi vídeo comentan mi aspecto en plan ‘me da igual lo que dices, pero estás muy buena’, a los que dicen ‘no tienes ni puta idea de lo que hablas’ descalificándome tanto como profesional, como comunicadora o simplemente como mujer. Me han llamado ‘marimacho y de todo’. Supongo que les intimida que una mujer tenga una actitud tan activa y cuando un hombre se siente intimidado pues ataca. Pero sí, se puede hacer divulgación y la hago. Al menos eso intento. 

¿Ya te han hecho mansplaining de los buenos?

Sí, me han hecho mansplaining y tengo un montón de compañeras a las que les pasa. El típico tío que viene a explicarte lo que tú supuestamente no sabes cuando te has estado informando para poder divulgar. Y a lo mejor es un niño de 15 años que te está dando lecciones. Y ojo que yo acepto bien las críticas, pero una cosa es una crítica y otra un mansplaining. Sobre todo cuando empiezan por el ‘mira guapa’ o el ‘mira chica’, ya sabes que se viene un momento mansplaining.

¿Es el mansplaining la punta del iceberg del cuñadismo más rancio?

Jaja, sí, más o menos. Para empezar. nadie está libre de caer en cierto grado de cuñadismo de vez en cuando. De hecho, ¿quién no ha opinado sobre algo de lo que no tiene ni puta idea pero con total convicción? Yo misma en Twitter he dado más de una opinión cuñada. Y luego está la gente que a todos los que no opinan como ellos les llaman cuñados. El ejemplo perfecto de esto es el youtuber Un Tío Blanco Hetero (UTBH), que es bastante colega y al que critican como si fuera un cuñado cuando todo lo que dice lo tiene fundamentado.

Continúa please… 

Pues eso, tienes a todas las feministas radicales llamando cuñado a UTBH cuando es lo último que se le podría llamar. De hecho, las cuñadas son ellas. El feminismo de hoy día tiene mucho de cuñado porque tiene mucho dogma y poca reflexión. Ver a las Towanda Rebels, Irantzu Varela o Leticia Dolera, ya te dice mucho sobre quienes están llevando la voz cantante en el feminismo en España.

Supongo que ser el héroe Forocoches le hace un flaco favor a Un Tío Blanco Hetero a la hora de alejarse del cuñadismo, ¿no?

Lo hemos hablado muchas veces él y yo. Es un gran putada tener cierto tipo de seguidores. Incluso alguna vez que en un debate en Twitter que no estaba de acuerdo con él se me ha tirado encima su horda de seguidores en Forocoches y me han dicho de todo. Pero él no tiene la culpa de cómo se interprete lo que dice. Es inevitable.

Una de las principales críticas de UTBH al ‘feminismo hegemónico’ en sus vídeos es que está dejando de lado la biología para explicar a las mujeres que todo es un constructo social… ¿Qué opina de esto una divulgadora científica que se considera feminista?

Precisamente, una de las cosas que más me ha costado aceptar como feminista es que hombres y mujeres tenemos intereses distintos. Una vez opiné sobre la preferencia de los hombres por carreras técnicas y ¡madre mía la que me cayó con lo del constructo social y lo que nos inculcan desde niños! Por supuesto que una parte tiene que ver con el entorno social pero es que la parte biológica está ahí y está más que demostrada. Tengo que hacer un vídeo al respecto pero me lo voy a tomar con calma porque hay mucho que contar.

Ok, buena suerte con eso. Y ahora hablemos de algo más distendido: ¿Qué sentiste al leer El Secreto? ¿Y qué opinas de la gente que memoriza las frases de El Alquimista?

Sentí una revelación, casi una epifanía (risas). Ahora en serio, entiendo que haya mucha gente que siente que el Universo les escucha y que si piensas en positivo todo va a conspirar para que se cumpla. Yo misma intenté hacerlo durante una época, sin obsesionarme pero sí, llegué a ‘sentirlo’. Luego me di cuenta de que no había ninguna ley que lo justificase y pensé que más bien el Universo se estaba 'despollando' de mí. 

Me imagino que Paulo Coelho se estará descojonando bastante de todos desde su mansión de Ginebra. Pero, ¿por qué crees que sus libros se venden como pan caliente?

Antes teníamos la religión como base moral de nuestra sociedad y hoy día los referentes morales son los de Operación Triunfo. Los jóvenes necesitamos algo o alguien que nos diga cual es el camino a seguir porque somos un saco de hormonas y estamos perdidísimos. El problema de Paulo Coelho es que se ha montado un negocio con psicología de lo más barata, del suelo, del subsuelo, ¿sabes? Nada de lo que dice tiene algún tipo de base. Siempre lo arregla todo con frases fáciles de Mr. Wonderful. Levantarte con una sonrisa no hará que todo vaya bien, igual te atropella un camión nada más salir de casa. En el mundo de la autoayuda siempre habrá gurús que se forren y gente a la que le guste que le digan que las cosas van a ir bien.

Con tanta gente diciendo que conecta con su ser de luz, que las vacunas provocan autismo y diciendo que la Tierra es plana… ¿Se nos está yendo la olla a los mileniales con todo este rollito conspiranóico/new age/pseudociencia que abunda en Youtube?

Sí y lo peor es que muchos influencers se sirven de jóvenes que se están descubriendo a ellos mismos para sacar tajada y eso es muy peligroso cuando tocamos temas relacionados con la salud o la psicología. Decir a la gente que la ansiedad se cura colocándote piedras en puntos energéticos es un problema. Ya me han venido padres contándome que, para curarse los dolores de cabeza, sus hijas les pedían piedras de 50 euros que había recomendado una influencer. El efecto placebo no te va a curar una depresión o un cáncer.

Por cierto, tras el vídeo del reiki dijiste que si superabas los 10.000 likes habría un ‘trap del reiki’… ¿Pa’ cuando?

Jaja, ya me he reunido con la otra parte implicada y prometo que de aquí a final de año el trap del reiki se viene.

Ya sé que apenas llevas unos meses como youtuber, pero ¿te ves haciendo esto a medio o largo plazo?

No, la verdad es que no sé si me veo haciendo vídeos cuando tenga 30 años porque esto quema mucho y hay mucha presión. Desde que empezó esto siento que descanso mucho peor. Es una presión constante sobre cual será el próximo vídeo o de si estaré a la altura. Si llevo unos meses y ya la estoy sintiendo cómo estaré dentro de tres años. Lo bueno es que soy muy culo inquieto y Youtube me permite serlo porque cada vídeo es diferente.

Y ya para acabar. Si tuvieras la capacidad de insertar en la cabeza de tus suscriptores una idea que tú consideres fundamental y que no podrías inculcar ni con 1.000 vídeos, ¿cuál sería? ¿alguna frase lapidaria para acabar?

Pues que nunca jamás os creáis nada de lo que os digan, ni siquiera yo. Informáos por vuestra cuenta y que no os la cuelen. En definitiva inculcaría el pensamiento crítico, que desconfíen de todo y que se informen por su cuenta, pero no buscando vídeos de Youtube en los que se diga que la Tierra es plana. Por mi parte, continuaré haciendo vídeos que todavía serán mucho más cañeros y que sé que incluso me denunciarán por ello, pero es que hay muchas pseudociencias que me apetece destapar aunque sepa que se meten a cuchillo con cualquiera que se atreva a cuestionarlas. Iré con cuidado pero iré a por todo, eso seguro.