Compartir en redes fotos con tu pareja puede reforzar su autoestima

Ninguna relación debe depender de la imagen que se transmita de su felicidad, pero si tú estás presente y no él o ella no, puede tomárselo como que lo expulsas de tu vida

Si las relaciones son difíciles, su versiones online, lo son todavía más. La imagen que damos de nosotros mismos en las redes suele ser una proyección de lo que quisiéramos ser. Por eso, si tu visión no coincide con la de tu pareja, suele empezar a haber roces: por qué publicaste esta foto, por qué no has sacado nada de nuestro fin de semana en la playa, por qué sales tú solo en tus fotos, por qué no me etiquetas si estamos juntos. El etcétera de las inseguridades es eterno.

Lo primero que tiene que haber en una pareja es confianza para que ni otras personas ni las redes ni ningún factor externo genere ese vacío. Un estudio acaba de demostrar que hacer públicas las intimidades de las relaciones puede ser muy perjudicial para vuestro futuro e incluso tóxico. Sin embargo, si a una de las dos personas le gusta estar constantemente haciendo Stories, lo ideal es que incluya a su pareja de vez en cuando porque eso hará mejorar su autoestima, según las conclusiones de esa investigación de la Universidad Carnegie Mellon de Pittsburg, en Estados Unidos.

El mecanismo psicológico es comprensible: si yo tengo un novio que publica su vida cotidiana en las redes sociales y me excluye de ellas constantemente, puedo sentir que en realidad no le importa que sus seguidores tenemos una relación. Es la versión ampliada y virtual del clásico "¿si llevamos tanto tiempo saliendo por qué no me está presentado a sus amigos?"

Imagen relacionada

"Cuando incluyes a alguien importante para ti en un post, tal vez cambiando tu estado o publicando una foto juntos, descubrimos que contrarresta los efectos negativos de la presencia online y aumenta el sentimiento de intimidad y satisfacción", cuenta a Futurity uno de los autores del estudio, Omri Gillath, profesor de Psicología de la Universidad de Kansas. Es decir, el post de tu pareja puede hacerte sentir querido e incluido, sobre todo si sus amigos reaccionan mucho a la foto, comentan, dan "me gusta" y te hacen sentir parte de su grupo.

La verdad es que llegar a plantearnos si nuestra pareja funciona solo por el Instagram del otro, es bastante peligroso. Está claro que vuestra intimidad y confianza son insustituibles. Lo que no podemos negar es que las redes existen y son una parte muy importante de nuestras vidas (la prueba es que ayer se cayeron Facebook, Whatsapp e Instagram y casi se acaba el mundo). Así que tenemos que prestar atención a cómo nos sentimos ante las publicaciones y también a cómo se sienten las personas a las que queremos, ya sean relaciones amorosas o de amistad.

Como todo, más vale hablar lo que te haga sentir bien y lo que te haga sentir mal, en vez de arrastrar inseguridades y sensaciones amargas. Tampoco hay que caer en el extremo de querer estar presente en todos los aspectos de su vida. Nunca debemos olvidar que somos independientes y esa autonomía es la que mantiene sana la relación.