3 consejos para pasar página cuando te han hecho ghosting

Sí, que desaparezcan de tu vida sin dejar ni rastro es muy duro, pero lo peor es culparte a ti mismo

El ghosting es una de las cosas más duras que nos pueden pasar en las relaciones digitales del siglo XXI. Alguien a quien quieres o que te despierta muchísimo interés desaparece de tu vida. Sin decirte nada, simplemente se cansó de ti y no te da explicación. Puede ser que te haga el ghosting ese rollete de Tinder con quien creías que tenías algo pero que al final no. Pero es también común que un amigo, con quien tienes confianza, desaparezca de tu vida igual de fácil.

Intentar superar esta ruptura fantasma puede ser muy duro. Por muchos motivos: no tienes explicación alguna, no sabes si es por algo que has hecho tú o por una neura del otro. Te come la incertidumbre y los humanos, seres racionales, siempre queremos y necesitamos respuestas para entender y sobrellevar las cosas. Y sí, es duro y poco puedes hacer, pero el portal digital Psychology Today nos da algunos consejos para aliviar esta situación.

Resultado de imagen de ghosting gif

1. No te castigues

¿Qué tipo de persona hace ghosting? “Recuerda que esta práctica dice más del otro que de ti”. Vamos, que no te fustigues intentando rebuscar en tus errores, repasando cada una de tus acciones. “Alguien que hace ghosting no está preparado para tener una relación adulta o ser honestos con sus sentimientos”, vamos, que son unos inmaduros, y probablemente que desaparezcan de tu vida sea lo mejor. Si ante el mínimo inconveniente ya se desvanecen en las sombras, ¿cómo afrontarían problemas de verdad?

2. No insistas en retomar el contacto

Si te hizo ghosting es muy, muy probable que te lo vuelva a hacer. Quizá, si le vuelves a hablar, volvéis a tener conversaciones y retomáis el interés por mil motivos (ha tenido citas que han fracasado y cree que debería darte otra oportunidad). Pero si decidió hacerte ghosting una vez, estos sentimientos volverán en algún momento, y esta segunda vez no tendrá dudas. Muy probablemente pensará “ah, sí, ya me acuerdo por qué le ignoré”. Y volverás a sufrir porque desaparecerá de tu vida tras darte falsas esperanzas.

3. No te descargues 'apps' por despecho

Una de las reacciones más comunes es bajarse otra vez las apps y ponerse a buscar un sustituto, ya sea a nivel romántico, emocional, sexual o social. Y no, date tiempo. Respira un poco reflexiona, cálmate, deja que la autoculpa y la rabia se desvanezcan, y entonces inicia de nuevo el proceso de buscar a alguien. En caliente no solo no conseguirás nada sino que ahuyentarás posibles candidatos a construir algo sólido. 

Resultado de imagen de needy gif

Hay algunas formas de saber si alguien es más proclive a hacer ghosting. Un ejemplo muy claro de perfil que puede acabar ghosteándote son las personas que creen en el destino y que buscan ese amor perfecto, romántico, predestinado, la media naranja. “Sus relaciones son de amor invasivo: o es todo perfecto u olvídate de tener nada. Si su relación no es el amor de su vida, algo predestinado, no lo quieren, no harán el esfuerzo en conocerte y luchar por ello”, advierte Theresa E. DiDonato. Si no sois la pareja perfecta en términos de amor romántico —esa idea tan tóxica—, creerá que no vale la pena luchar por ello.

Además, hay otro problema que envuelve a las relaciones por apps y el ghosting y tiene más que ver contigo que con el otro: y es que tenemos muchas relaciones a la vez, hablamos con demasiada gente y acabamos no intimando lo suficiente como para crear algo sólido que no se destruya tan fácilmente como desapareciendo del mapa. Ya te lo explicamos en otro artículo, analizando todos los errores que haces en Tinder y por los cuales sigues solterísimx. Así que sí, es posible que te hagan ghosting. Pero está en tu mano cuidarte emocionalmente lo suficiente como para que no te destruya.