Instagram ya incluye las videollamadas en su plataforma

La red social permitirá, además, las llamadas en grupo

Toda tu vida estaba en Facebook hasta que llegó Instagram, claro. Para no quedarse atrás, la red social de Mark Zuckerberg, adquirió la aplicación de imágenes y vídeos que no ha hecho sino crecer. Hace unos días Instagram presentaba una nueva herramienta: IGTV, un canal de vídeo integrado que permite que las Stories sean de más de 15 segundos. Eso no es todo, ahora han llegado las videollamadas. Esta función consiste en contactar con nuestro contacto o grupo de contactos a través de vídeo o audio sin tener que salir de la app.

Instagram ha presentado, así, un nuevo asalto a Snapchat y busca convertirse en la única aplicación que conecte de forma social a sus más de mil millones de usuarios. Sus novedades, sin duda alguna, están dando sus frutos: el usuario medio de la red social ha pasado, en un año, de utilizar la red social durante media hora a los más de 55 minutos, así lo afirma TechCrunch. Es más, la nueva función permite minimizar las videollamadas y seguir navegando por Instagram, para no perderse ninguna noticia.

La función es sencilla de ejecutar. Se accede a los mensajes directos —las videollamadas se pueden realizar solo con aquellos con los que puedas enviarte mensajes—y, en dicha pestaña, aparecerá un icono de vídeo con el cual realizarlas. Para las llamadas grupales se puede seleccionar el usuario uno por uno o realizarse en  conversaciones donde ya exista un grupo previo.

Esta herramienta fue anunciada en la F8, la conferencia anual organizada por Facebook donde el gigante de las redes sociales presenta todas las novedades que vendrán. En ella, se anunciaron otras funciones de Instagram que ya están funcionando: la pestaña de ‘explorar’ está segmentada para mostrar una variedad de canales de temas como arte, belleza, deportes y moda, dependiendo del contenido con el que el usuario interactúe a lo largo del día.

Está más que claro que Instagram quiere hacerse con la atención de todo su público y seguir por encima de las demás. Estas novedades no están mal siempre y cuando no supongan una adicción extrema a nuestros móviles. Hay que estar conectado pero sin pasarse. Lo de ir al parque, leer libros y olvidarse del teléfono al 100% también mola.