"Mis padres me vendieron a sus amigos para que me violasen en grupo"

La crueldad de la historia de esta joven anónima no es una anécdota. Cada 15 minutos un menor es violado en India

Todo empezó cuando su padre perdió el trabajo. Vivían en una ciudad próspera del sur de India, en una casa bastante cara. Tenían miedo a ser desahuciados porque parecía que no lo llamaban de otras ofertas de trabajo, y la moral familiar se vino abajo. Su padre empezó a abusar de su madre, hasta que, un día, su padre trajo a un amigo y fue el invitado quien abusó de ella.

A partir de ahí, se complicó todo. A pesar de que ella oponía resistencia, más hombres iban a su casa para abusar de su madre. Bebían en abundancia y se encerraban con ella en su habitación, a cambio de dinero que entregaban a su padre. Las violaciones individuales no tardaron demasiado a mutar a violación en grupo. Un día, cuando estaban borrachos, decidieron tocarla a ella frente a sus padres justo antes de meterse con su madre en la habitación. Se convirtió en algo común hasta que alguien decidió dar el paso y encerrarse con ella en la habitación. Su padre cerró la puerta por fuera y su amigo la violó a cambio de dinero.

Se convirtió en algo habitual. Su padre organizaba turnos de violaciones para prostituir a su hija menor además de su mujer. En total, al menos 30 hombres la violaron durante dos años, según explicó la niña, que está en el anonimato para proteger su identidad, a una asistenta social que llamó la escuela tras notar una actitud extraña, según explica la BBC.

Twitter

Tras declarar las violaciones, que se habían hecho sin uso del preservativo por lo que tuvo que abortar, “cuatro hombres, incluido su padre, fueron arrestados y acusados de los delitos de violación, abuso sexual y uso de menores para la explotación sexual. Las autoridades están buscando a otros cinco hombres, también amigos del padre de la víctima”, explica el artículo. La madre está en libertad, pero asegura que la historia de su hija es mentira y que se lo ha inventado todo para castigarlos por una pelea que tuvieron. La hija, a pesar de que la madre permitió los abusos, asegura no guardarle rencor y dice que la echa de menos.

Ahora la niña está en un asilo para víctimas de abuso sexual y siguen recabando pruebas para el juicio. Entre otras, fotos de ella desnuda que usaba el padre para buscar clientes y una lista de nombres y fotografías de 25 posibles abusadores, cercanos a la familia, pero que ella está teniendo problemas para identificar porque, según explicó a las autoridades, “no recuerdo las caras. Todo está muy borroso”.

Ella tenía diez años. Estaba en su casa, con sus padres. Vestía su pijama. Como recuerda la canción “un violador en tu camino”, la culpa no era de ella, ni dónde estaba, ni cómo vestía. La culpa era de su padre, que prostituyó a su mujer y a su hija durante más de dos años, hasta que las autoridades lo descubrieron.

No es un caso aislado. Los datos oficiales dicen que un menor es abusado cada 15 minutos en India. Las cifras, además, van en aumento, con 89.000 en 2014 hasta los 129.000 de 2017, el año más reciente del que existen datos confiables. "En el albergue donde vive la niña protagonista de esta historia hay otras tres de entre 12 y 16 años que fueron abusadas sexualmente por su padre. Una consejera del centro contó que había ayudado a transportar a una niña embarazada de 15 años —que había sido violada por su padre— para que fuera examinada", añade el artículo.

Estos casos son una muestra más de la impunidad con la que el patriarcado abusa de las mujeres en India. Estas duras realidades para las mujeres son cada vez más visibles y, aunque los casos no decrecen, sí que está aumentando la reacción social y feminista en las calles, presionando para que se legisle a favor de la protección de las mujeres.