8 huelgas de mujeres que cambiaron el mundo a mejor

Para lograr sus derechos legítimos, decidieron parar. Y no se reactivaron hasta conseguir lo que pedían

8 de marzo de 2019. Las mujeres, la mitad de la población, pararán. Dejarán a un lado, no solo sus trabajos y empleos, sino también todas esas tareas que se ha asumido que les corresponden, como el hogar, los niños y los cuidados. Paran para decir que están hartas. Están hartas de la brecha salarial, la justicia patriarcal, la violencia machista y los roles de género. Y esta no es la primera vez que paran. Son muchos años de teoría feminista, pero lo son todavía más los de mujeres luchando por sus derechos. Estas son ocho de las muchas huelgas de mujeres que han cambiado el curso de la historia.

1789: Marcha sobre Versalles

Unos meses después del inicio de la Revolución Francesa, se dio la Marcha sobre Versalles. El 5 de octubre, un grupo de mujeres se hartó de la situación del país: los precios de los bienes básicos eran demasiados altos, había pocos recursos, todo el dinero del hogar se iba a comida y las condiciones de vida eran terribles. Lo que empezó como unas pocas manifestaciones de mujeres alrededor de los mercados de París se convirtió en una marcha multitudinaria de mujeres pidiendo, además de las demandas más básicas, más derechos para las mujeres, más democracia y menos absolutismo. 

Museo Carnavalet (París)

La Marcha sobre Versalles fue uno de los acontecimientos más relevantes del primer año de Revolución, junto a la Toma de Bastilla. Gracias a estas manifestaciones de mujeres, lograron que el rey, que vivía en Versalles, alejado del pueblo y viviendo en una burbuja aristocrática, volviese a París para estar más controlado por los órganos políticos civiles. 

1857-1911: manifestaciones estadounidenses

Desde 1857 hasta 1911 se dieron diversas huelgas de mujeres en Nueva York y otras ciudades de Estados Unidos. La de 8 de marzo de 1857 es considerada una de las primeras de la historia del país. Sucesivamente, se fueron dando diversas concentraciones de mucha relevancia. En 1909 hubo una, que fue bautizada como 'Día de la Mujer', así que era la primera manifestación feminista del país. Se repitió en 1911 pero, tristemente, días después de la huelga, el 25 de marzo de 1911, se incendió la fábrica de camisas Shirtwaist, donde trabajaban muchas mujeres, y como las puertas estaban cerradas por el patrón murieron 123 mujeres y 23 hombres.

En Europa, a la vez, en 1910 se reunieron más de 100 mujeres procedentes de 17 países y diversos partidos políticos y proclamaron marzo el Mes de la Mujer Trabajadora. Todos estos eventos son los que se conmemoran en el Día Internacional de la Mujer Trabajadora actual. 

1917: huelga de hambre en Rusia

El 8 de marzo de 1917 (23 de febrero, según el calendario ruso de la época), decenas de mujeres trabajadoras del sector textil empezaron una huelga de hambre pidiendo "pan para los obreros" y "que caiga el zar". Empezaron una serie de manifestaciones para culpar al gobierno ruso de los dos millones de muertos durante la Primera Guerra Mundial y la falta de alimentos. Este evento caldeó un ambiente que estaba a punto de estallar en la Revolución rusa, que derrocaría a la monarquía zarista y daría inicio a la Unión Soviética. 

1975: huelga en Islandia

Se estima que un 90% de las mujeres islandesas no fueron a trabajar el 24 de octubre de 1975. Salieron a la calle, reclamando igualdad salarial, y no cesaron las actividades y los piquetes hasta que el gobierno se comprometió a eliminar la brecha salarial con una nueva ley de equiparación de sueldos. Como #FunFact (dato gracioso): algunos sectores machirulos islandeses conocen la huelga como el "Viernes Largo", porque tuvieron que asumir todas las tareas con las que tenían que cargar históricamente las mujeres. 

2002: la Garment Labour Union

Tu jersey de fast-fashion cosido en India es sinónimo de explotación laboral. No es nada nuevo. Las empresas occidentales viajan a países en vías de desarrollo y ahí hacen tu ropa pagando un sueldo irrisorio a los trabajadores. Pero en Bangalore, una ciudad del este de India, las mujeres que estaban en régimen de explotación dijeron basta. Hicieron una huelga y se organizaron para crear la Garment Labour Union, un sindicato de mujeres trabajadoras en el sector textil. 

"Llevamos años trabajando en fábricas de ropa. Así que la GLU quiere unir a las trabajadoras del sector para asegurar unas condiciones de trabajo dignas y seguras. Trabajamos con otros sindicatos por y para los obreros y obreras", aseguran en su sitio web

2015: Argentina y 'Ni una menos'

En Argentina hay un feminicidio cada 20 horas. En junio de 2015, después de que los casos de Daiana García, Florència Pennacchi y Chiara Páez se hicieran virales por su especial crueldad, miles de mujeres salieron a las calles en 80 ciudades argentinas. Lo dejaron todo para gritar el lema que es ya tan famoso de "Ni una menos", recordando al gobierno y a la población civil que la violencia machista las estaba matando. Esta manifestación se ha repetido de forma anual. 

2016: la ley del aborto polaca

En 2016, el gobierno conservador polaco quería sacar adelante una restrictiva ley que iba a criminalizar el aborto. Cualquier mujer que interrumpiera su embarazo sería mandada a la cárcel. Escandalizadas, las mujeres se organizaron en todo el país para paralizarlo y demostrar su descontento con el gobierno. Gracias a lo multitudinario de la huelga hubo final feliz: la ley no salió adelante aunque el partido tenía mayoría parlamentaria, por miedo a perder las elecciones de 2019. 

2018: huelga feminista internacional

Anton Bielousov, 2011

El pasado 8M el mundo paró. Las mujeres salieron a la calle en todo el mundo. Fue la manifestación feminista más multitudinaria de la historia. Más de cien países vieron a sus mujeres desfilar reclamando el fin de la violencia machista, la equiparación salarial, abolir los roles de género y, en definitiva, no vivir como ciudadanas de segunda. Fue la mayor demostración de fuerza feminista y sororidad, y este año volveremos a salir a las calles para repetir el éxito de la convocatoria.