Los mejores trucos para gastar muy poco en tu próximo viaje

Cada vez que programas tus vacaciones mides exactamente el dinero que invertirás, pero si puedes ahorrar incluso antes de salir de casa, mejor

¿Te ha pasado alguna vez que alguien de tu entorno ha organizado el mismo viaje que tú pero a mitad de precio? Si no te ha pasado aún, quizás puedas ser tú quien alardee ahora de ahorrar dinero y hacer un súper viaje. Depende del lugar al que vayas está claro que puedes gastar más o menos. Entre transporte, alojamiento, ocio y regalos para los familiares o amigos se puede hacer una media de lo que te tienes que llevarte para no quedarte corto, pero para poder ahorrar de verdad en un viaje, el plan tiene que empezar antes de comprar los vuelos. Desde Expedia.es han reunido los aspectos en los que no habías pensado para poder gastar muy poco. Apúntalos y hazte un viaje a la medida de tu bolsillo.

No compres súper tarde (ni muy temprano)

Imagen relacionada

Si vas a comprar los billetes de avión dos días antes de irte de viaje ya sabes que te va a salir caro. Habrás oído por ahí, también, que en alguna parte recóndita de Internet hay vuelos que, si los compras a última hora, te salen baratísimos. Seguramente existan pero es mejor no arriesgarse. Tampoco hace falta que lo compres demasiados meses antes (siempre y cuando no sea un viaje transatlántico, que en ese caso valdrá la pena mirarlo mucho antes). En todo esto hay una fecha ideal para comprar un billete: con tres semanas de antelación.

El mejor día para comprar el vuelo

Resultado de imagen de travel gif

Hay muchas webs que han dado información sobre este asunto. Un estudio de Expedia (especializada en viajes) ha demostrado que los billetes más baratos se reservan durante el fin de semana. Según ellos puedes ahorrar hasta un 36%. Pero no hablamos del sábado. Será el domingo el mejor día para comprar vuelos. Qué mejor plan para pasar el bajón de que se acaba el finde y llega el lunes que organizando unas vacaciones.

Tu fin de semana puede ser un puente

Resultado de imagen de travel weekend gif

No hace falta que esperes al típico viernes o lunes festivo. Si tienes la posibilidad, alarga el fin de semana saliendo de viaje un jueves  por la tarde y volviendo un lunes. Los datos explican que puedes ahorrar hasta un 10% en el vuelo si sales un jueves, porque la mayoría de personas compra sus billetes para salir justo el fin de semana (el domingo es uno de los días más caros para la vuelta). Este truco es especialmente relevante para los estudiantes, pero si trabajas, intenta organizarte.

El mejor día para reservar alojamiento

Resultado de imagen de sleep hotel gif

Después de examinar el inventario de casi 900.000 alojamientos, la Expedia explicó que las tarifas más bajas para reservar un alojamiento se encuentran los viernes. Así que guárdate los domingos para comprar el vuelo y espera hasta el viernes para mirar alojamiento. Lo mejor es buscarlo después de tener el transporte, no vaya a ser que encuentres dónde quedarte pero no la manera de llegar hasta allí. Igualmente, si quieres ser previsor o previsora y pillar antes el alojamiento, recuerda reservar aquellos que puedas cancelar de forma gratuita más tarde.

Aléjate de las zonas turísticas

Imagen relacionada

Está claro que esto tiene lógica. Pero también está claro que si hay lugares más visitados por turistas será por algo, aunque hace tiempo que los lugares masificados no nos gustan tanto. Intenta que, pese a que el destino sea de estos muy visitados, la zona del alojamiento esté un poco más alejada de los lugares donde reserva todo el mundo. Alejándote un poco más podrás encontrar precios más bajos. Además, así te puedes dar un paseo y conocer espacios que, para otrxs, pasarán desapercibidos.

Programas de fidelidad

Resultado de imagen de same travel gif

Es normal no creer en estas cosas. Todas las marcas están constantemente lanzándote ofertas si haces tal o cual cosa y ofrecen descuentos si acumulas puntos. Hay otras empresas que, como quieren que seas fiel a su marca, te ofrecen algunas ventajas si, por ejemplo, reservas con ellos con mayor asiduidad. Se pueden encontrar ofertas, descuentos, alguna noche gratis, desayuno incluido sin extras... Hay que saber bien dónde escoger y no dejarse engañar. Pero tampoco te abrumes, que irse de viaje o estar de vacaciones sirve para desconectar y relajarte para después volver a la rutina con más ganas.