Este verano nos espera una invasión de mosquitos tigre

Las intensas lluvias, que han caracterizado esta primavera, van a potenciar significativamente la presencia de mosquitos tigre en España

El mosquito tigre (Aedes Albopictus) se ha convertido en la peor pesadilla de muchos españoles cada verano. Estos bichos alados pican sin que nos demos cuenta y durante todo el día mientras que por la noche se suelen refugiar en la vegetación, eso sí, por la noche es cuando más nos acordamos de sus picaduras que no podemos parar de rascarnos a cada minuto. Y, por si no teníamos suficiente, lo que nos espera este verano será aún peor.

Así lo ha advertido en un comunicado la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (Anecpla) al decir que las "intensas lluvias, que han caracterizado esta primavera, van a potenciar significativamente la presencia" de mosquitos tigre en España porque los encharcamientos de agua que favorecen su proliferación ya que estos insectos "ponen sus huevos en lugares húmedos y, al subir las temperaturas, las larvas se reproducen con más facilidad”. Vamos, que este verano nos van a coser a picotazos.

Lo peor de todo son las consecuencias que podrían comportar su mayor presencia. Los mosquitos tigre pueden transmitir enfermedades como el dengue, el chikungunya y el zika, que son difíciles de contraer en países como España. Pero no debemos olvidar que cuantos más mosquitos haya en nuestro territorio, más son las posibilidades de acabar teniendo alguna de estas afecciones —aunque sean bajas—.

Y, en cuanto a su expansión por nuestro país, las cifras son más alarmantes desde el año pasado. Los últimos estudios, cuyos resultados han sido publicados recientemente en el Informe de Vigilancia Entomológica correspondiente a 2017, confirmaron su presencia en 70 municipios. Y en 20 de ellos, como en Sevilla, Irún, Ceuta y Melilla, era la primera vez que se les veía. 

Ahora que sabemos que este verano será más crítico de lo habitual, ¿qué podemos hacer para evitar, en la medida de lo posible, no pasarnos los días rascándonos? La clave está en el agua, en impedir que se acumule en el exterior de las viviendas, mantener cubiertos herméticamente los depósitos de agua que sean de uso doméstico, destapar los desagües susceptibles que acumular agua estancada y no tener fuera de las viviendas envases que pueden llenarse de agua al llover. Estos son algunos consejos, pero por el momento, no sabemos hasta que punto alejarán a los mosquitos de nuestras casas. Así que, por si acaso, mucho ánimo. Octubre no está tan lejos.