Reino Unido busca miles de voluntarios para ir de fiesta

Desde este abril los británicos con ganas de volver a salir de fiesta podrán ofrecerse voluntarios para las pruebas del gobierno con el objetivo de reabrir los clubes de forma segura

Durante el confinamiento lo probamos todo: intentamos replicar cualquier evento festivo, desde el vermú del domingo, a la fiesta de cumpleaños pasando por las cañitas de afterwork, en formato videollamada. Intentamos también convencernos de que a falta de pan buenas son tortas y pasamos algunos buenos ratos de conversaciones entrecortadas y bailes desacompasados con la copa en la mano a través de una pantalla. Pero la realidad es la que es: queremos salir a bailar. Nos morimos por volver a pisar una discoteca.

Los británicos, juerguistas por excelencia, han debido pasarlo igual (o peor) que nosotros con el cierre de los clubes. La diferencia es que para ellos ya hay luz al final del túnel: a partir de este mismo mes de abril Reino Unido comenzará a hacer fiestas de prueba para planificar la reapertura de sus locales. Si todo va bien el 21 de junio los british volverán a abrir las puertas de sus discotecas. En este programa de “investigación de eventos” los voluntarios atenderán a clubes, estadios, teatros y conciertos. Según el Times, esta prueba consistirá en un total de diez eventos piloto que ayudarán a sopesar las medidas de seguridad que hará falta implementar en la industria del ocio para una reapertura segura en los tiempos del covid. 

Entre las normativas se establecerá un sistema que verifique la identidad de los asistentes, la entrada escalonada de los voluntarios y asegurarse de una buena ventilación de los espacios. Alemania ya ha puesto en marcha experimentos similares desde el pasado verano en el mes de agosto y llegaron a la conclusión, tras tres conciertos controlados, de que el riesgo de propagación del virus siguiendo los protocolos de seguridad pertinentes era de “bajo a muy bajo”. Después de meses de restricciones, confinamientos y desconfinamientos los británicos ya han marcado el 21 de junio como la fecha de su próxima gran noche. El gobierno dio la noticia el pasado 22 de febrero, pero lo dijo con la boca un poco chica, ya que ahora están dejando caer que la reapertura de locales dependerá de los resultados obtenidos de estas “fiestas piloto”.

En Barcelona se realizó un test similar el día 12 del pasado mes de diciembre con un concierto en la sala Apolo al que los asistentes invitados habían de acudir con una prueba de antígenos y una PCR: ninguna de las 496 personas de este grupo de control contrajo el covid durante dicho evento, pero de momento no tenemos ni idea de cuándo volveremos a a las pistas de baile en España.