Trucos para que la alergia no te arruine la primavera

La nueva estación comienza a promover estornudos, ojos rojos y picores en más de un 15% de la población

Quedan pocos días para volver a realizar el cambio de hora. La primavera ha llegado anunciando que ya es hora de que se acaben los días fríos para que vuelvan a subir las temperaturas y, a la vez, aumenten un poco los ánimos. Ese calorcito primaveral no es lo único que llega, sino también aterrizan las alergias promovidas por el nacimiento de nuevas flores y, con ellas, toneladas de polen. El Ministerio de Sanidad afirma que las alergias afectan a más del 15% de la población, así que no será raro —aunque no seas alergicx a nada— si de repente empiezas a estornudar o te levantas con los ojos enrojecidos. Para hacer frente a estos síntomas molestos, desde el Ministerio de Sanidad lanzan algunas respuestas que pueden servir para evitarlos.

El polen afecta más en las ciudades que en los campos o los bosques. Uno de los principales motivos es la contaminación del aire en los núcleos urbanos. Se produce lo que se denomina inversión térmica: el calor que genera la contaminación y el estancamiento del aire impiden al polen de las plantas expandirse por la atmósfera, como suele pasar en el campo. Para enfrentarse a la llegada del polen se puede acceder al calendario polínico de cada zona, un dato que muy poca gente conoce y que puede ayudar a evitar los síntomas de alergia:

Ventanas

Para que el polen no contamine todo el hogar habrá que dejar las ventanas cerradas durante la noche, a primeras horas de la mañana y durante el atardecer. Lo mismo al viajar o moverse en coche, hay que trasladarse con las ventanas cerradas. Los síntomas de alergia como estornudos u ojos enrojecidos pueden ser un obstáculo a la hora de conducir.

Actividad

Lo más aconsejable es minimizar cualquier tipo de actividad como el deporte en horarios de mañana. El polen, generalmente, se emite entre las cinco y las diez de la mañana. En los momentos de alta emisión lo mejor es quedarse en interiores. Si se trata de una época de vacaciones lo mejor es ir a zonas donde la cantidad de polen sea menor: playas o lugares cercanos al mar.

Ropa

Después de pasar varias horas en la calle, lo más recomendable es cambiarse de ropa al llegar a casa. Otro de los consejos en cuanto a prendas es no tender la colada en el exterior para que no se le acumule el polen.

Medicamentos

Si los síntomas son graves, es decir, si hay dificultades respiratorias o los estornudos no frenan, será necesario acudir al médico. Existen algunos medicamentos que pueden ayudar a que los síntomas sean más llevaderos: spray nasal, spray ocular, broncodilatadores, inhaladores o antihistamínicos.

Aunque la alergia al polen aumenta en primavera —y disminuye en invierno y otoño— hay otro tipo de alergias que son permanentes durante todo el año y que no están relacionadas con una estación en concreto como sucede con las alimentarias. La mayor parte de la población desconoce los síntomas de una alergia (urticaria, vómitos, asma o hinchazón) y es necesario conocerlos para poder prevenir, por ejemplo, la anafilaxia, una reacción alérgica grave que puede afectar a todo el cuerpo cuando éste recibe algún químico convertido en alérgeno.

Ante cualquier malestar inexplicable, lo mejor es ir al médico y asegurarse de que no es nada grave.