La contaminación del aire de tu ciudad podría estar debilitando tus espermatozoides

Si ya te preocupa estar respirando un aire que probablemente te deje los pulmones ennegrecidos dentro de 10 años, cuando sepas lo que la contaminación de tu ciudad podría estar haciéndole a tu esperma sí que vas a asustarte. Según un estudio realizado por la Universidad China de Hong Kong, la exposición a la contaminación del aire ambiente durante un tiempo prolongado puede afectar a la calidad de tus 'soldaditos' en cuanto a su tamaño y forma.

Para comprobar cómo afecta la polución a la salud reproductiva, el equipo internacional de investigadores examinó el número total, la forma, el tamaño y el movimiento de los espermatozoides recogidos de 6.500 hombres de entre 15 y 49 años de la ciudad de Taiwan. Al observar los resultados del estudio, publicados en la revista especializada Occupational & Environmental Medicine, concluyeron que los espermatozoides sufren una variación del 1,29 % en su forma y tamaño cuando se exponen, durante dos años, a cinco microgramos por metro cúbico de PM2,5 (las partículas respirables en la atmósfera de nuestras ciudades y que provienen principalmente de los gases de los vehículos diesel y que se asocian a las enfermedades de tipo pulmonar y respiratorio).

"Con la exposición al aire contaminado, un pequeño efecto de las partículas PM2,5 en la morfología normal del esperma puede provocar infertilidad a un importante número de parejas", aclaran los científicos. Por otro lado, también se apreció un aumento significativo de los espermatozoides. Esto se entendería, según intuyen los expertos, como "un mecanismo compensatorio" para contrarrestar los problemas de forma y dimensión de aquellos. Es decir, como su contenido se está viendo afectado, el cuerpo responde produciendo más material.

A pesar de todas estas conclusiones, los científicos insisten en que las consecuencias de la polución sobre la infertilidad no son del todo claras y que no se contemplaron algunos factores a la hora de realizar este estudio. Por ejemplo, los investigadores no tuvieron en cuenta si los participantes tenían problemas reproductivos previos al estudio.

Todavía no se puede poner el grito en el cielo aunque aunque, eso sí, advierten de que "la infertilidad es un problema de salud pública mundial" a tener muy en cuenta, ya estiman que 48,5 millones de parejas en todo el mundo eran infértiles en 2010. Vale la pena mencionar que China es uno de los países que sufre uno de los niveles de contaminación más altos de todo el planeta, llegando a ser muy dañina para la salud en muchas zonas.