La pandemia de infecciones de transmisión sexual de la que nadie habla

La sífilis, la gonorrea y la clamidia han aumentando en un 76%, 67% y 22%. Simplemente brutal.

Las infecciones de transmisión sexual, también conocidas como ITS, pueden generar diversas enfermedades en el organismo humano, algunas de las cuales son verdaderamente graves. ¿Crees que nos hemos marcado un "thank you, captain obviuos" en toda regla ahora mismo? Pues ojalá, pero las estadísticas remitidas estos últimos años por el Ministerio de Sanidad de nuestro país dicen justo lo opuesto: que los jóvenes son cada vez más temerarios respecto a los potenciales contagios de infecciones de transmisión sexual y, muy probablemente, debido a una percepción minimizada de los verdaderos peligros.

En concreto, y como apuntan los últimos datos del Ministerio de Sanidad, el crecimiento medio anual de las ITS en España asciende a un nada despreciable 26,3%. ¡Y así llevamos ya 16 años! Haz los números: 16 años creciendo más y más el número de infectados por infección gonocócica, sífilis, clamidia o linfogranuloma venéreo. Pero parte de las personas sexualmente activas, y especialmente de los adolescentes y de los jóvenes, siguen pensando que no pasa nada por tener relaciones sin preservativo. No en vano, y según los expertos el uso del preservativo entre los jóvenes ha descendido del 84 al 75% entre 2002 y la actualidad.

Realmente necesitamos reflexionar acerca de esto. Porque estamos generando una retroalimentación fatal y muy peligrosa. Entre la población de los veinte a los veinticuatro años, la tasa de infección por gonorrea está en 98,8 casos por 100.000 habitantes. La sífilis, aunque menos extendida, también crece, y la clamidia vive una verdadera expansión. Incluso un 83,1% de los 3.244 nuevos diagnósticos de VIH en España en el año 2018 poseían un origen sexual. Obviamente, el contagio del VIH ha descendido notablemente durante estos años y en comparación con lo acontecido en los noventa. Una de las claves del problema actual.

Como explicaba en La Vanguardia María Ubals, dermatóloga en el Hospital Universitario Vall d'Hebron, "se ha perdido el miedo al VIH y esto ha hecho que se disparen las ITS en todo el planeta". Porque no se trata de un fenómeno nacional. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las ITS como todas las citadas anteriormente y otras como las producidas por el herpes simple o el virus del papiloma humano se expanden a un ritmo de millón de diagnósticos nuevos al día en el mundo. En Europa, la sífilis, la gonorrea y la clamidia han aumentando en un 76%, 67% y 22%. Simplemente brutal.

El VIH representó un punto de inflexión. El número de infectados era muy alto y las consecuencias de sufrir esta infección eran letales. Las campañas publicitarias en favor del uso del preservativo fueron icónicas y en ciertas generaciones caló mucho. Ahora el VIH es menos frecuente y no necesariamente letal, pero créenos: no es una infección que quieras padecer. Además, existen muchas otras infecciones que pueden tener serios efectos en tu salud. En el peor de los casos acabas muy jodidx. En el mejor eres asintomáticx y contagias sin saberlo a otras personas. Debemos comenzar a cuidarnos las unas a las otras.