Tus malos hábitos te hacen envejecer más rápido de lo que deberías

Muchas cosas que hacemos a los 20 nos afectan en nuestra madurez, aunque creamos que nuestro cuerpo joven lo aguanta todo con entereza, se resiente a pasos agigantados

A los 20 años te vas a comer el mundo. Tienes tiempo, salud y empiezas a tener tu dinero. Que si salir de fiesta, que si ir de empalme al trabajo, pillarte comida para llevar, dormir poco e irte a las tantas viendo series y pelis. Parece que siempre vas a ser así de joven, pero es un espejismo. Luego llegan los 30 y te das la hostia al ver que tu salud ya no es la que era y que esa vida no la puedes seguir llevando.

Pero eso no es lo peor. El problema es que, por culpa de todos estos hábitos insalubres, has envejecido más pronto. Y seguirás haciéndolo si no cambias. Así lo confirman diversos nutricionistas al diario The New York Times, que creen que muy pocos jóvenes se preocupan por su salud pero que no se dan cuenta de que todas las decisiones que toman son a costa de su futura salud. Por eso mismo, estos expertos dan 5 consejos para evitar hábitos insalubres.

Tumblr

1. Reduce el take-away, el azúcar, el alcohol y el tabaco

Que sí, que el kebab, el durum o la porción de pizza entran como agua de mayo. Y más aun si estás borracho. Según la profesora Barbara J. Rolls, estos hábitos nos dan muchísimas calorías evitables que cargamos durante la veintena y nos envejecen poco a poco. El azúcar es igual de nocivo. “El azúcar representa ‘calorías vacías’ que no tienen ninguno de los nutrientes necesarios para una dieta equilibrada”, explica el cardiólogo Steven E. Nissen. A esta lista de hábitos nocivos se suman —¡sorpresa!— el alcohol y el tabaco. En definitiva, toca reducir el volumen de donuts, cruasanes, cervezas, cigarrillos y hot dogs si no quieres acabar siendo un ‘viejoven’.

2. Estar con el portátil en el sofá

Todo el día trabajando sentado. Llegas a casa y te pones en el sofá a ver la tele, con el portátil o leyendo. En definitiva, tu rutina es estar siempre sentado. “Agrega actividad física a tu vida diaria. Encuentra una manera de realizar actividades durante 20 o 30 minutos cada día, incluyendo subirte a una bicicleta o caminar rápidamente al trabajo”, aconseja Walter Willett, nutricionista de Harvard. Todo para evitar que tu cuerpo envejezca rápidamente y quede flácido, cansado y frágil en tu segunda mitad de vida.

Resultado de imagen de donut gif

3. No comas por gula

Controla las porciones. ¿Sabes esa ración de patatas que no puedes más pero te la comes porque la has pagado? Pues te está jodiendo poco a poco. “Elige porciones más pequeñas de comidas poco saludables como dulces, alcohol y alimentos procesados”, añade la nutricionista Lisa R. Young. Es decir, no te llenes de comida basura y alcohol. Llénate de alimentos sanos; que sean siempre el plato principal, y que lo insalubre solo acompañe. Una vez estés lleno, si tienes que dejarte algo que sean los procesados. Y recuerda: come solo hasta estar saciado, no hinchado.

4. Aprende a cocinar y usa productos verdes

Cocinar es la mejor forma de comer alimentos saludables y, además, ahorrar dinero. Cocinar es fácil, hay muchas recetas en internet y se puede experimentar mucho. “Tu objetivo debe ser desarrollar un patrón de alimentación nutritivo, placentero y sostenible que te ayude no solo a estar bien, sino también a controlar tu peso”, asegura. Marion Nestle, profesora de nutrición, coincide, pero añade que debemos usar muchos ingredientes verdes, ya que muchas personas olvidan que se debe comer fruta y verdura.

Resultado de imagen de ensalada homer gif

5. Deja de odiar tu trabajo

¿Sabías que una de las cosas que más te envejecen es tener un trabajo que odias? Tener un trabajo de mierda en tus veinte determina tu futuro estado de salud mental. “Es más probable que la gente que es menos feliz en su empleo sufra depresión, estrés, problemas de sueño y que tengan una mente menos saludable. Si puedo darte tan solo un consejo de salud, sugeriría que encuentres un empleo que te apasione”, recomienda el sociólogo Hui Zheng. Así que sí, sabemos que es difícil para los jóvenes trabajar de cosas que nos gusten y nos motiven. Pero que si tienes que luchar por algo este 2019, que sea encontrar un oficio que te despierte alegría. Porque tu cuerpo te lo agradecerá a la larga.