Una empresa vasca empieza a producir carne artificial sin sufrimiento animal

Se reproduce en laboratorio usando los mecanismos naturales de regeneración celular. Está prevista su incorporación al mercado en 2021

Biotech Foods, una empresa de San Sebastián, ha empezado a desarrollar un sustituto ético, sin sacrificio y sin dañar el medio ambiente a la carne de animales de granja. Su producto no es el típico reemplazo de la carne basado en seitán, trigo u otros ingredientes vegetales, aquellos que hoy en día se usan para crear las “carnes veganas” que podemos encontrar en supermercados. No, la carne de Biotech Foods es literalmente carne, pero artificial. No sale de animales, sino que se produce en un laboratorio, aprovechando la regeneración natural de tejidos.

Mercedes Vila, la cofundadora, está especializada en la medicina regenerativa. Así, se basa en los mecanismos regenerativos de la piel y los órganos, una función que se activa, por ejemplo, tras una quemadura, para crear la carne. “Es un proceso natural, no le echamos compuestos químicos ni hay modificación genética”, explica al portal Innovadores.

La carne resultante se la conoce internacionalmente como carne cultivada o carne limpia. Un producto que no es apto para el consumidor, sino que se transforma en una masa que luego se usa para crear salchichas, nuggets o hamburguesas. Es decir, no tienes que imaginarte un bistec creado por laboratorios, es, en realidad, una materia prima cárnica que necesita ser tratada antes de ser distribuida en los mercados. 

Aunque es un producto ético y a favor de la igualdad animal, Vila cree que una de las mayores ventajas de su producto es que es responsable y sostenible. Explica a Innovadores que la industria cárnica genera el 25% del consumo total de tierra y agua del planeta y expulsa el 15% de gases de efecto invernadero. Es una de las industrias más contaminantes y que más exprimen los recursos del planeta. Su carne limpia gasta un 99% menos la tierra, requiere un 75% menos de agua y emite un 90% menos de gases a la atmosfera.

Ahora están en un proceso de búsqueda de inversores que les permita ampliar su producción y así ponerse en el mercado a precios competitivos. Según tienen planteado, su producto estará listo para entrar en los supermercados y las cocinas españolas antes de 2021. Será una forma de reducir el impacto medioambiental de nuestra dieta y el sufrimiento de nuestros menús sin vernos forzados a cambiar totalmente de la comida. Una revolución vegana que incluye la carne.