Por qué deberías dejar de retrasar el despertador cada mañana

Tu cuerpo agradecerá que te despiertes la primera vez que suena el despertador y no a la vigesimoquinta 

Pi-pi-pi. El sonido infernal que te avisa de que se acabó el sueño y que toca ir a trabajar. Estás cansadísimo, piensas “solo cinco minutos más” y paras la alarma. Siguiente alarma: en cinco minutos. Así, durante media hora, retrasando el momento de levantarte, limpiarte la cara y empezar otra rutina más de trabajo.

Este ritual matutino lo hacemos muchísimos de nosotros. Y, malas noticias: no es sano. Seis minutos de sueño adicional no marcarán la diferencia, no te harán más despierto, fresco y descansado. Al contrario, nuestro cuerpo se relajará porque creerá que toca volver a dormir y… pum. Cinco minutos después, vuelve a despertarse aturdido, incómodo, alarmado. Le has roto un patrón del sueño, un shock para el cerebro que se repite.

Tumblr

“Cuando activas el botón de snooze, tu cerebro comienza de nuevo su ciclo de sueño. Y cuando despiertas, varios minutos más tarde, a menudo te sientes todavía más cansado que cuando lo hiciste la primera vez”, advierte la televisión británica BBC.

Francisco Segarra, neuropsicólogo del sueño, explica en el artículo que utilizar el despertador corta el sueño y que no es recomendable. “Lo mejor es despertarse naturalmente”. Pero es que, además, utilizar de forma repetida la alarma empeora la situación drásticamente y acabamos mucho más cansados mental y físicamente.

Su recomendación es clara: a la primera alarma, levántate. "Estarás un poco aturdido, nos pasa a todos, pero es mejor resistir la tentación de volver a dormirnos", señala el neuropsicólogo. Sin embargo, es lo más sano. Un consejo es incorporar por rutina abrir las cortinas y persianas cuando te despiertes con la alarma para asegurar que no te vuelves a dormir. Tu cuerpo lo agradecerá. Fuérzate a despertarte.

Eso sí, una última reflexión. Plantéate por qué te está costando tanto levantarte por la mañana. Los expertos en salud aseguran que con ocho horas de sueño nuestro cuerpo está satisfecho y se levanta solo, casi automáticamente. Si no lo hace, hay algo mal.

Repasa bien tus rutinas del sueño, quizá estás yéndote a dormir muy tarde. O quizá estás sufriendo vamping, es decir, que tu cerebro esté descolocado por el abuso de luces artificiales de los dispositivos electrónicos. En cualquier caso, ten en cuenta que no es natural despertarse agotado y abrumado y que es síntoma de que hay algo que no está bien. En este artículo anterior te dábamos algunos consejos sobre cómo lograr despertarse sin alarma y conseguir un sueño reparador.