El diccionario de las relaciones tóxicas

Las palabras son herramientas muy útiles para poder identificar cuando estamos en una relación tóxica

No hace falta tener mucho vocabulario para reconocer cuando estás en una relación tóxica, o al menos sentir que la cosa no es del todo sana. Ahora bien, a la hora de explicar lo que vives y cómo te sientes puede que te falten palabras, incluso puede que existan comportamientos que no sabes identificar como tales porque te faltan elementos o palabras para nombrarlas. Los conceptos pueden ser muy liberadores en estos casos, ya que nos ayudan a compartir realidades que vivimos. Así que hemos hecho un recopilatorio a modo de diccionario de las relaciones tóxicas:

Benching 

Viene del inglés bench, que significa banco. Hace referencia a cuando alguien mantiene a una persona en “el banquillo”. Esa típica relación donde siempre hay una promesa de algo más, de que os acabaréis liando, que acabaréis quedando… y lo único que están haciendo realmente es tenerte un poco en reserva. O peor, ser como el perro del Hortelano, que no come ni deja comer. Un caso claro es la típica persona que está a tope contigo, pero nunca acaba de consolidar la relación que tenéis, después desaparece y descubres que tiene pareja, y voilà, al cabo de un tiempo, vuelve a abrirte. Las personas que hacen benching acostumbran a utilizar el refuerzo intermitente.  

Breadcrumbing

Hacer breadcrumbing significa ir dejando intencionadamente migas de atención para mantenerte pendiente. Te envían fueguitos a algunos stories, te dan likes a fotos de hace tropecientos años, pero nunca te abre por privado. No hay ni siquiera intención de conseguir quedar contigo y acostarse. Solo quiere sentir que le hacen casito y que tiene a alguien pendiente. 

Catfishing

El arquetipo del catfishing sería el famoso estafador de Tinder. Es decir, fingir una identidad falsa para conseguir iniciar una relación con alguien. No significa que, si te hacen catfishing quieran timarte pasta, pero no es agradable darte cuenta de que alguien te ha engañado de esa manera. Ni sano. En determinados casos, puede llegar a suponer un delito. 

Cuffing

En España puede que no nos suene tanto esta palabra, pero en Estados Unidos es bastante más conocida y e incluso hay estudios sobre el término. Se trata de la cuffing season, que consiste en pasar con alguien los meses de invierno para dejarlo cuando vuelve el sol. Vamos, un poco, el rollo de ese chico que conoces en otoño, empezáis una relación y todo va genial hasta que llega mayo y de repente te deja porque “no estoy bien”. Después está el nivel pro, que es que te escriba en setiembre porque ha “aclarado” su mente. Y también ya se ha follado a media discoteca.

Curving

¿Sabes cuando escribes un mensaje a tu crush o ligue y tarda un día o dos a contestar? El curving es eso, que alguien tarde mucho en contestarte a los mensajes, pero siempre acaba haciéndolo. De esta manera consigue que estés constantemente pegadx al móvil, esperando la respuesta y creando una mayor necesidad en ti de recibir un mensaje suyo. Lo peor del curving es que acostumbra a responder los mensajes de manera escueta y seca. Incluso con monosílabos.

Firedooring

El firedooring hace referencia a las puertas de incidencias y básicamente habla de aquellas relaciones en las que la otra persona no hará nada por ti, solo lo hará cuando realmente tenga algún interés en que le hagas un favor de vuelta. 

Flexting

Sería flexionar la realidad, vamos, exagerar muchas de sus características para parecer mejor de lo que es, antes de conocerte. 

Gastlighting

Seguramente es uno de los conceptos más conocidos. El gaslighting o luz de gas es una violencia psicológica para hacer dudar de alguien de su propia realidad. Son esos momentos en que negará bajo cualquier circunstancia haber hecho o dicho una cosa que realmente sí hizo o dijo y tú lo sabes perfectamente. Te hará dudar incluso de las cosas que haces, dices o sientes.

Ghosting

Otro gran concepto que todxs dominamos ya al dedillo: el ghosting. Muchxs denuncian haber sufrido ghosting, pero son pocas las personas que reconocen haberlo practicado. El ghosting es ese momento en que, sin ninguna explicación ni razón aparente, una persona deja de hablarte y responder a tus mensajes. Desaparece de tu vida. Habitualmente se da con esos ligues que están de paso, aunque puede llegar a darse dentro de otros tipos de relaciones como las amistades. 

Love bombing

Sufrir love bombing es de las cosas más chungas que te pueden pasar. Se puede detectar el love bombing fácilmente cuando, nada más empezar una relación, la otra persona se pone muy intensa haciendo parecer que eres el amor de su vida. Te escribe constantemente, tiene detallitos contigo, pero de repente la cosa se tuerce. Haces algo que esa otra persona considera que está “mal” (por ejemplo, ir a una fiesta sin avisarlx) y a partir de allí te acusa de traicionarlx, de engañarlx y un largo etcétera con la única intención de manipularte. A partir de aquí empiezas a cambiar tus hábitos para gustarle y acabas en una relación de sumisión. Si te pasa, huye.

Negging

El negging es algo muy viejo, pero puede que no tuviéramos aún una palabra para definirlo. ¿Sabes esos comentarios de mierda que pretenden ser un elogio, pero en el fondo son una crítica? Esto es el negging. Se utiliza para conseguir minar tu autoestima, generándote la necesidad de aprobación por parte de esa persona.