Dejarte de excusas y besarle es la forma más poderosa de liberarte

Esa conexión que se genera entre dos bocas es una explosión de deseo y placer, siempre y cuando sea consentida y disfrutada por ambas partes

Sabemos pocas cosas sobre el amor. No todos conocen lo que es enamorarse hasta las entrañas. Muchos confunden la forma del enamoramiento y muchos creen que en el amor los celos o sentimientos como la posesión tienen cabida. Es necesario reconocer el amor romántico, ese que está repleto de sensaciones y comportamientos tóxicos. Es necesario apartarlo de nuestro lado y aprender a amar con libertad. Hay quienes quieren conocer el amor hasta el fondo, en profundidad. Al menos así lo intentó Verónica Coloma, autora del libro True Love. Todo lo que necesitas saber sobre el amor (Lunwerg, 2019). Y es que el amor está presente en todas las facetas de la vida, en todas las culturas y en todas las edades y, en muchos de esos casos, se expresa a través de un beso.

Besar como deporte

El libro de Verónica Coloma analiza las diferentes fases del amor, habla sobre cómo funcionan sus mecanismos, el porqué, el cómo y cuánto amamos. En él aparecen frases famosas, datos y curiosidades. Habla sobre las tradiciones que existen y que no nos hemos parado a pensar de dónde provienen, aborda temas como la química del amor o por qué nos enamoramos de unas personas y no de otras. También se desmontan –por suerte- los mitos del amor romántico e, incluso, se habla de las diferentes fobias y filias que giran en torno al amor y al sexo. Por último, se exponen nuevas formas de amar como el poliamor.

Cada uno de los capítulos es un viaje entre ilustración, frases e imágenes que reúnen mucha información sobre el tema que se trata. Uno de esos capítulos está dedicado única y exclusivamente a los besos y a las curiosidades y los datos que rodean este apasionante contacto entre dos bocas. Hay momentos, situaciones o relaciones que, aunque no signifiquen nada, pueden dar lugar a un beso. Existen, incluso, personas a las que te gustaría besar. Sin más, como si fuera una fuerte atracción de la que se desconoce el origen. En un beso se pueden decir muchas cosas. A veces, incluso, el sexo empieza ahí, en un simple beso. La autora ha reunido todo lo positivo que tiene un beso y nosotros lo contamos para que cojas fuerzas y le comas la boca.

Resultado de imagen de kiss drive gif

Entre todos, caben destacar los siguiente motivos. “Un beso libera adrenalina en la sangre, dopamina y endorfinas, que nos hacen sentir excitación y felicidad”, “besar apasionadamente quema hasta 26 calorías por minuto, un beso relajado quema unas 17 calorías”, “los besos estimulan nuestro sistema inmunitario. Esto ayuda a protegernos de algunas enfermedades”, “un beso puede disminuir considerablemente el estrés al reducir la cantidad de cortisol en nuestro cuerpo”, “cuando nos besamos usamos cinco de los 12 nervios craneales que tenemos” y, además, “besar reduce la dermatitis, las erupciones y el acné”. Todos estos datos son meramente físicos. Como vemos darnos un beso nos mejora el organismo, es bueno para nuestra piel y también para nuestro día a día.

Bésame, bésame mucho

Consuelito Velázquez cantó y creó por vez primera la canción Bésame mucho y, a partir de ahí, se crearon 130 versiones más. De hecho, artistas como Sara Montiel o Andrea Bocelli la han versionado y muchos de nosotros conocemos el estribillo: “Bésame, bésame mucho, como si fuera esta noche la última vez”. Ha sonado la melodía en tu cabeza, lo sé. Esta no es la única curiosidad que gira en torno al mundo de los besos. Por ejemplo: según un estudio de la Universidad de Princeton (New Jersey) podemos encontrar los labios de nuestra pareja en la oscuridad gracias a unas neuronas específicas para ello. Esto no sucede con ninguna otra parte del cuerpo humano.

Besar al parecer es, incluso, importante ya que besamos para oler la ‘calidad’ de nuestra pareja: “Cuando tu cara y la de otra persona se unen, las feromonas intercambian información biológica para saber si crearán hijos fuertes”, explica el libro. Un beso, siempre que sea consentido y disfrutado por ambas partes, genera una situación de igualdad casi plena, no solo emocionalmente sino también físicamente y ¿por qué? Porque la piel de los labios es el único trozo de epidermis idéntico entre seres humanos.

Imagen relacionada

El deseo puede tomar forma en un beso. Esta unión es, casi siempre, placentera y capaz de desembocar en otros contactos. Si uniéramos todo el tiempo que pasamos besándonos en nuestra vida, el total sería de unas 336 horas aproximadamente. Aunque es cierto que un 10% de la población mundial no se besa, ni se besará nunca. Los besos son tan significativos que el momento del beso, en una película o una serie en la que hay una historia de amor, es motivo de celebración. Esta concepción se tuvo en cuenta en la película You’re in the Army Now (1941) que contiene el beso más largo en la historia del cine: tres minutos y cinco segundos.

Bésate

Varios son los motivos para lanzarse a dar un beso. Pero también son varias las razones por las cuales no lo hacemos: la persona que nos gusta tiene pareja, nos da miedo el rechazo o bien nos da miedo el compromiso o lo que pueda pasar después del beso. No es necesario resolver toda esta realidad de dudas de repente, sobre todo porque, a lo largo de la vida, nos irá ocurriendo con diferentes personas. Besarse está bien, ya hemos aprendido que es placentero y que es un motivo de unión pero no es absolutamente necesario y mucho menos obligatorio.

Imagen relacionada

Lo que sí es obligatorio es quererse a uno mismo. Por seguir la línea de los besos: besarse a uno mismo. Gran parte del libro de Verónica Coloma tiene como objetivo recalcar cuál es el amor más importante de nuestra vida y ese es el amor que nos profesamos a nosotros mismos. No tenemos que buscar nuestra media naranja ni nuestra mitad de ningún tipo porque nosotros ya estamos completos y es eso lo que debe ser claro, lo que tiene que ser una verdad absoluta. Acéptate tal como eres y aprende a quererte, cuando eso suceda podrás querer a muchas más personas. Oscar Wilde dijo: “Amarse a uno mismo es el principio de una eterna historia de amor”.