Te crees demasiado exigente, pero en realidad estás siendo conformista en el amor

Cuando dejamos a un rollete porque "no éramos compatibles" solemos ponernos la medallita de que somos muy exigentes. Pero piensa, ¿acaso no empezaste con él porque, precisamente, tienes unos estándares muy bajos?

Normalmente todos creemos que no ligamos (o que, cuando lo hacemos, no dura demasiado) porque tenemos unos estándares demasiado altos. “Yo es que no me voy con cualquiera”, “necesito a alguien muy especial”, “si no estoy segurx al 100%, rompo”, son frases que todos hemos dicho alguna vez. Pero, reflexiona. ¿Estás segurx de que no te funcionan los rolletes porque eres demasiado exigente? ¿O quizá porque tus estándares son demasiado bajos y no estás seleccionando bien una posible pareja?

Es lo que creen los terapeutas de parejas Susan Edelman y Gary Brown, que dan al portal Elite Daily unos consejos para que detectemos si estamos pecando de unos estándares románticos tan bajos que hacen que nos juntemos con personas que no nos llenan, no nos aportan nada, nos tratan mal y no somos compatibles. Al final, acabamos rompiendo al cabo de unas pocas citas malas, poniéndonos una medalla de estándares altos… que ni por asomo lo son, sino más bien lo contrario.

We Heart It

1. Buscas gente “accesible”, no buenos partidos

Es un clásico: cuando llevas mucho tiempo soltero, ligando por apps y esos lares, bajas tus estándares y dejas de buscar un buen partido, alguien que te encanta, y acabas conformándote con personas “accesibles” que sepas que les atraes y que, aunque te gustan, consideras menos atractivas que tú. Al final te acabas cansando porque, aunque te puedan tratar bien o ser buenas personas, no te gustan de verdad. Solo estás con ellxs porque puedes, y mejor ellxs que nada.

2. Que te traten mal no es una línea roja

Te gusta una persona, te trata mal. Después de un tiempo la dejas y te pones la medallita diciendo que te diste cuenta de que “no podía permitir como me trataba”. Eso es no tener unos estándares altos. A los primeros indicios de toxicidad en la persona que estás conociendo deberías decir “basta”. Es una importante línea roja. Sin embargo, seguir con alguien y perdonarle actitudes que no perdonarías a tus amigos, es un síntoma que no estás juzgando tus rolletes con un buen criterio.

3. No le cuentas a tus amigos todos los detalles de tu vida amorosa

¿Normalmente cuentas todo a tus amigxs pero, justamente, lo que rodea a esa persona no? Pues puede ser por muchos motivos, quizá porque es alguien más mayor y hay estigma social. O porque tiene un historial romántico con alguien de tu grupo y te da miedo hacer daño a terceras personas. Es posible, sí. Pero si no es por nada de esto y no lo cuentas… ¿por qué no? ¿Quizá porque te avergüenzas? ¿Porque no te trata como es debido? Puede haber muchas causas, pero probablemente es porque no has juzgado esa persona con unos estándares suficientemente altos y no es la indicada para ti.

Instagram (@goldelirium)

4. Te quejas de la persona que estás conociendo

“¡Es que nunca responde por WhatsApp!”, “¡es súper borde!”, “es guapo pero qué pesado”, “no tiene nada de conversación”, “acabamos de conocernos y se pone muy celoso”. Si te quejas constantemente de una persona que acabas de conocer es que eso no tiene demasiado futuro.

En teoría al principio es todo flores, rosa y arcoíris. Si hay tantos problemas como para estar quejándote constantemente de sus actitudes y de lo que estáis construyendo es porque, en el fondo, has decidido empezar a salir con alguien basándote en un criterio de “a ver qué tal” o de “no estar solx”, en cambio de “me gusta de verdad y quiero intentarlo”. Es decir, una falta de estándares real.