Aprende a escuchar mejor para que todo el mundo confíe en ti

Estar centrado en la conversación, no juzgar, mostrar interés y aprender de lo que te dicen son las claves para convertirte en un conversador casi profesional

Aprender a escuchar puede ser una tarea de toda la vida. En general, estar pendiente de lo que necesitan los demás sin volverte una persona exageradamente servicial es un arte. Ser esa amiga que sabe estar ahí, dar respuestas más o menos acertadas, consolar a alguien triste o, simplemente, conversar durante horas de temas interesantes o divertidos. Escuchar favorece que tus amigos confíen en ti y te hará estar siempre mejor rodeado. Este artículo del New York Times enseña qué aspectos debes mejorar para ser un interlocutor perfectamente atento.

Estate presente

Olvídate del móvil, del trabajo y de cualquier cosa que tengas que hacer al salir de esa cafetería. Cuando estás escuchando, necesitas estar presente y atento. Además, prestar atención a los detalles lo que te dice quien tienes enfrente te ayudará a dar respuestas inteligentes. Olvídate de reaccionar con frases hechas como "ya se pasará" o "todo va a estar mejor". Si te buscan para contarte un problema, es que confían en que podrás aportarles algo más.

Resultado de imagen de listen gif

No juzgues

A veces, es importante que dejes tu ideología al lado para poder concentrarte en cómo se siente alguien, en lo que quiere contarte o si te hablan de una experiencia de la que podrías aprender. La opinión pública está cada vez más polarizada y eso impide que se pueda dialogar. Alguien que piensa distinto a ti puede ser incluso más interesante que aquellos con los que compartes todas tus opiniones. Aquí es clave la empatía: aprende a ponerte en otro lugar para sacar lo mejor de la conversación.

Muestra interés

Mostrar interés va desde la expresión de tu cara o tu postura (no cruces los brazos y mantén una postura relajada) hasta la forma que tienes de responder. Una persona enérgica y segura de sí misma, con capacidad de abrazar a quien tiene enfrente (en caso de que la relación sea cercana) o de gesticular de forma animada da mucha más confianza que alguien recatado y torpe con su cuerpo. 

Resultado de imagen de listen gif

Aprende

Si realmente te interesa lo que te cuentan, demuestra que la conversación te gusta y te aporta algo. Si conversas para aprender genuinamente, escucharás mejor. No te cierres porque todo el mundo puede enseñarte algo: desde la persona con un doctorado hasta la que atiende en la panadería o un amigo con el corazón roto. Piensa que todo son experiencias que irás acumulando y que en el futuro te harán más inteligente.