Intenté varias poses del coronasutra pero acabé recurriendo al clásico estriptis

Esntramos en la fase 1 desbocados y con ganas más ganas de follar que nunca, que la paranoia por no pillar el Covid-19 no te haga olvidarte de las ETS

La palabra "coronasutra" me produce la misma (o incluso más) rabia que la expresión "nueva normalidad". Seguramente, ya hayas visto en stories algo sobre esa guía sexual que se han inventado para poder mantener relaciones sexuales en tiempos de Covid-19. Básicamente, lo que dice es que solo puedes practicar sexo adoptando una postura que te permita estar a una distancia mínima de metro y medio de la boca de tu compi de cama. De esta forma, quedan descartados los besos o decirse guarradas al oído. En el top 3 de las mejores posturas para evitar el contagio se sitúa: el perrito (colocarse a cuatro patas), la profunda (boca arriba y con las piernas flexionadas) y la amazona ardiente (ponerte encima y cabalgar). A mí me gusta resumir esta propuesta en tres palabras: una p*** mierda

El otro día estuve comentando con mis amigos, esta adaptación cutre del Kamasutra. 

Soy Cardo

Tampoco es que no haya vivido ningún tipo de experiencias sexuales en compañía durante la cuarentena. Tuve mi momento gracias al huevo vibrador que funciona con mando a distancia y que le dejé a mi crush para aportar un poco de vidilla a nuestros paseos, pero claro, no es lo mismo. Mi amigo Javi bromeaba con que se va a poner de moda la práctica de la “mampara sexual” que consiste en hacer agujeros a un separador de plástico o, lo que es lo mismo, un glory hole adaptado a la situación actual. La verdad es que no me parece tan descabellado. Me da la sensación de que solo vamos a poder follar si nos ponemos un condón que nos cubra desde la coronilla hasta la punta del meñique del pie. Puede que Britney Spears predijera ya todo esto cuando puso de moda los trajes de látex rojos.

Lo más probable es que te sientas con unas ganas de follar que no te aguantes encima y, también, con un poco de frustración por tener que seguir en la cama una serie de pautas anticontagio. Te entiendo. Parafraseando a todas esas amistades que animan mal: tú no te rayes. Hay muchas prácticas sexys que son seguras para no pillar el Covid y que no han sufrido por ningún tipo de adaptación ni cambio. Por ejemplo, los estriptis caseros al ritmo de la música de tu altavoz inalámbrico son perfectos. Lo practiqué y, efectivamente, estuve protegida contra el virus pero, a cambio, conseguí hacer el ridículo delante de mi crush al descubrir que solo sé seguir el ritmo cuando saltan los anuncios de Spotify. 

¿Y qué me decís de las fantasías sexuales? Están a prueba de Covid. En vez de recurrir al clásico juego de enfermeros/as vs. pacientes o polis buenos y malos, deberíamos innovar con profesiones que ya lleven integrada la distancia social. Sería recomendable fantasear con encargado/a de ventanilla del banco vs. cliente que va a abrir una cuenta de ahorros o, mejor todavía, empleado/a de ‘Compro oro’ vs. persona que empeña sus joyas. ¡Deja volar tu imaginación con profesiones que ya llevan mampara incluida! Esto aún no lo he probado, pero me parece la mejor idea que he tenido en la cuarentena. Me niego a seguir las pautas del Coronasutra porque me resulta demasiado artificial. Prefiero recurrir a las prácticas de toda la vida que están dentro de lo permitido. Puede que todas las propuestas que te he mencionado en el artículo, te parezcan tonterías, pero ya verás como dentro de unos días estarás atando una cuerda a un bolígrafo para recrear la fantasía de la ventanilla del banco.

Es evidente que la pandemia nos está afectando psicológicamente. Y bastante. De hecho, la OMS alertó de que se avecinaba una crisis psicológica masiva. Muchos creen que esta situación no nos cambiará y que seguiremos siendo igual de gilipollas que antes, pero yo creo que sí que saldremos diferentes de todo esto. No digo que mejores personas que se dedican a comprar libretas de Alehop con frases optimistas en la portada, sino que, simplemente, seremos distintos. En lo que respecta a las interacciones sexuales creo que nos dominará la locura y la impulsividad, como consecuencia de haber estado tanto tiempo viviendo con prohibiciones. Esto nos llevará a follar por follar, sin más, o a hacerlo con gente que realmente nos da un poco igual.

Soy Cardo

Y, en cuanto al tema salud sexual, imagino que habrá más paranoia por pillar el pack ETS+Covid o, simplemente, solo por lo segundo y que follen siguiendo a rajatabla el Coronasutra, pero sin ningún tipo de protección. Esto son solo suposiciones, no soy ninguna experta en el tema. Lo único que tengo claro es que haber practicado Patry Jordan durante dos meses no me ha dado más coordinación para mis estriptis y que echo de menos esas despedidas de domingo por la mañana, con tu ligue de una noche, en las que te acaba dando dos besos y una palmadita en la espalda a pesar de que cinco minutos antes estabais haciendo el 69.

CN