La fotógrafa que quedaba con tíos en Tinder para desnudarlos y jugar a sentirse superior

Esta fotógrafa desnuda a sus tinders para experimentar el poder que los artistas hombres han tenido a lo largo de la historia: mirar 

Shunga es un vocablo japonés de origen chino que significa "imágenes de primavera". Primavera, en este contexto, como en tantos otros, debe entenderse como todo lo que está relacionado con el sexo: la fecundación, la floración, la polinización. En el shunga, que es un arte antiguo del erotismo japonés suele ser muy recurrente un animal: el pulpo, que en otras culturas suele representar más bien criaturas monstruosas y malvadas. En el shunga existe un cuadro llamado El sueño de la esposa del emperador y dice así:

Katsushika Hokusai

El cuadro, que es de Hokusai (el mismo que dibujó la famosa ola con el monte Fuij de fondo), tiene algo en común con La maja desnuda, La Venus del espejo, Almuerzo sobre la hierba, Las tres gracias, La playa, Las señoritas de la calle Aviñón, El origen del mundo, La Venus de Willendorf: mujeres desnudas. Todas las épocas de la historia del arte, probablemente solo a excepción de la Edad Media, tienen en común un elemento esta figura, entre musa y esclava. 

Cuando alguien está vestido, la persona desnuda es más vulnerable, dice Yushi Li (1991), una fotógrafa china residente en Londres que en su proyecto My Tinder boys desnuda a sus citas para probar qué se siente desde el lugar de lo que observan. Un proyecto que ha fascinado y la ha colocado como una de las artistas jóvenes a seguir este año. Su forma de trabajar es sencilla pero reveladora: queda con los hombres por Tinder, se mete en sus casa y les hace fotos sin ropa. Desafía el rol del (la) artista dentro del retrato y fascina porque ha invertido los roles de género, aunque ella prefiere hablar de diluirlos. A ella también le gusta jugar con pulpos.

1. Código Nuevo: ¿Usas Tinder también para ligar?

Yushi Li: Sí, lo hacía, pero ya no. Ahora me han bloqueado porque lo utilicé para invitar a gente a una inauguración de una exposición de mi trabajo en Suecia. No sé exactamente qué pasó, seguramente alguno de los hombres me reportó, pero ya no puedo conectarme a Tinder.

2. CN: ¿Qué es para ti un "match"?

Y. L.: Elijo a los hombres basándome en mis preferencias personales, pero no tengo ningún sentimiento particular hacia ellos. Para mí, todos son más o menos lo mismo.

3. CN: ¿Por qué crees que has revertido los roles de género?

Y. L.: La historia del arte ha mostrado siempre ejemplos de cómo las mujeres han sido el espectáculo al que miran los espectadores hombres. Muchos de ellos comparten el mismo tema: crear un placer visual para satisfacer el deseo masculino. Yo fotografío a hombres desnudos y a veces también aparezco yo misma (vestida). Creo que se revierte el papel de objeto pasivo observado a sujeto activo observador. Sin embargo, mi trabajo no solo intenta revertir los roles, sino cuestionar esta visión binaria del género.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Now I’m officially both a Master of Science and a Master of Arts! Last day of our show, welcome to see!! #royalcollegeofart

Una publicación compartida de Yushi Li (@yushilii) el

4. CN: Para My Tinder Boys contactaste a más de 300 hombres y solo 15 de ellos aceptaron participar en tu proyecto, ¿cómo fue su reacción? ¿Ha terminado o sigues en contacto con ellos?

Y. L.: Lo terminé porque me acabó aburriendo. Acabé aborreciendo Tinder. Tampoco sigo en contacto con los los hombres que fotografié, así que no sé qué opinan sobre el proyecto, la verdad. Solo uno de ellos me contactó molesto después de ver en Time Out que el trabajo había sido seleccionado para la lista de Bloomberg de Nuevos Contemporáneos. Me dijo que no sabía que sería tan público y que su novia estaba bastante enfadada.

Yushi Li

5. CN: ¿Qué tienen en común los que aceptaron?

Y. L.: En primer lugar, que en general son muy amables. Segundo, que se sienten cómodos en sus cuerpos. Algunos ven interesante formar parte de un proyecto artístico o que es una experiencia inusual y espontánea. Solo uno me dijo que había aceptado con la esperanza de que pasaría algo más entre los dos.

6. CN: ¿Tenías un mensaje preparado para cada uno de ellos?

Y. L.: Sí, siempre empiezo con el mismo mensaje: "Hola, ¿qué tal? Solo para saber, estoy buscando modelos para un proyecto de arte. Soy una estudiante de fotografía en el Royal College of Art. ¿Estarías interesado en que te hiciera fotos?

Yushi Li, My Tinder Boys

7. CN: ¿Somos más solitarios cuanto más nos relacionamos a través de la tecnología?

Y. L.: Internet y la tecnología han hecho que todo sea más accesible y esté más disponible, lo que nos hace más solitarios, de alguna forma. Creo que los seres humanos en general tendemos más hacia las cosas que nos exigen menos esfuerzo. Si podemos hablar con alguien por Tinder desde nuestro sofá, elegiremos esta opción en lugar de ir a un bar o cualquier otra opción. Este tipo de relaciones digitales son muy fáciles de conseguir, pero también muy fáciles de perder. Puedo ir a casa de un desconocido y hacerle fotos desnudo solo después de hablar un rato con él por Tinder. También puedo fácilmente olvidar a alguien solo borrando su contacto, sus fotos y sus mensajes de mi teléfono. En cierto modo, siento que nos hemos convertido en colecciones de datos en estos dispositivos digitales.

8. CN: ¿Cuándo te mudaste a Londres y qué diferencias hay entre cómo se conectan los jóvenes en China y Reino Unido?

Y. L.: Llegué en 2014 para hacer mi primer master, en Ingeniería Medioambiental, y luego regresé a China. Después de trabajar un año en una revista, volví en 2016 y empecé a estudiar en el Royal College of Arts en 2016. En las grandes ciudades, la forma de establecer relaciones es bastante similar en ambos países. Todo el mundo se comunica por Internet en todos lados. En términos de ligue, los chinos son más escépticos que los británicos porque suelen tener una idea más conservadora de las relaciones y los roles de género. Para ellos, las aplicaciones de citas son solo para adictos y quienes las usan son vistos como zorras o promiscuos.

Yushi Li, I am a woman, so I must receive

9. CN: ¿Qué buscas en tus fotos que no encuentras en millones de publicaciones diarias de Instagram?

Y. L.: Para mí hacer una foto es más que el acto de capturar un encuadre o poseer el pasado. Es una construcción de mis fantasías y un juego de poder. No es el cuerpo lo que me atrae, sino el deseo de controlar, es decir, mantener el dominio de una situación a través del poder inherente que me da ser la espectadora. Pero nunca puedo estar en control total de una persona o situación y la fluidez de esta relación de poder y de los roles entre mí y mis modelos es exactamente lo que quiero explorar. 

10. CN: ¿Quién te inspira?

Y. L.: Me gusta el trabajo de Sophie Calle y Jemima Stehli. También he leído a John Berger, Jean-Paul Sartre, Jacques Lacan y la obra de Laura Mulvey sobre la mirada.

Yushi Li, El sueño de una pescadora

11. CN: Un pulpo en un lavabo es un superviviente, ¿es así como te sientes?

El pulpo está inspirado por la pintura japonesa El sueño de la esposa del pescador, que es mi forma de explorar la puesta en escena del erotismo. Un pulpo en un lavabo podría ser tanto un pene flácido como una vagina húmeda.