20.000 dólares por superar todas las torturas de la peor casa del terror del mundo

Torturas o baños con sangre son las situaciones más leves que puedes vivir dentro de esta experiencia terrorífica que puede durar de cuatro a ocho horas

No sabemos muy bien qué nos ocurre pero nos gusta ponernos en situaciones donde sabemos que, aunque parece real, el miedo es ficticio y completamente controlado. Esto ha hecho que atracciones como las escape rooms o parques temáticos se hayan puesto muy de moda y hayan dado con diferentes fórmulas para calmar nuestras ansias de vivir terror de vez en cuando. Si te planteas experimentar este pánico siempre lo consideras a ciertos niveles y no de una forma extremadamente cruel.

No obstante, sí existen estos espacios donde vivir en carne propia estos niveles desorbitados de pánico ficticio y uno de sus mayores ejemplos es la mansión McKaney Manor, situada en Tennessee (Estados Unidos). Se trata de una mansión de terror extremo en la que, para acceder, debes firmar 40 páginas donde muestras que conoces los riesgos a los que te expones y debes presentar un certificado médico que demuestre que no tienes ningún problema mental o físico. Si resulta que consigues llegar hasta el final de la experiencia puedes ganar 20.000 dólares (unos 18.000 euros). Nadie lo ha conseguido hasta la fecha. 

Esta casa es conocida por las agresiones simuladas que realiza sobre los participantes. En las 40 páginas se hablan de todos los riesgos que pueden vivir quienes decidan entrar y, además, los obligan a visualizar un vídeo de dos horas en los que se observan a otros participantes anteriores y las situaciones extremas que han vividoLos empleados de la mansión pueden agredir físicamente a quienes participan: pueden golpearlos con juguetes vibrantes, ahogarlos, obligarlos a comer y beber sustancias desconocidas, tenerlos atados y amordazados u obligarlos a vivir situaciones de tortura emocional, física o psicológica. Para entrar solo existe un método de pago: comida para sus perros y el mismo alimento para refugios de animales locales.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

The taste of real fear #mackameymanor #extremehaunting #motherscooking

Una publicación compartida de Mckamey Manor (@mckameymanor) el

Cada una de las experiencias o imágenes vividas en esta mansión que costó más de un millón de dólares está inspirada en una película de terror. Hay momentos en los que se viven escenas que aparecen en Psicosis o Los pájaros, ambas de Hitchcock. Dentro de algunas de las peores pruebas que existen en la casa están la extirpación de dientes o uñas, cortes de pelo o tatuajes. En la actualidad existe una lista de espera de más de 24.000 personas y eso que solo se permite la entrada de un grupo por fin de semana. Quienes han acudido cuentan que, además de las experiencias que se narran y se ven en los vídeos, se han visto obligados a sumergirse en un tanque de barro con caimanes, tomar drogas, comer bichos, cubrirse de tarántulas o encerrarse en un ataúd.

Al parecer, como el propio fundador comenta, no existe ningún riesgo verdadero dentro de la casa, el único mayor poder que tiene esta 'atracción' es la sugestión. Todo parece constantemente ser la peor de tus pesadillas. Sin duda alguna esto es un verdadero plan de Halloween que pocos valientes se atreverían a probar. Parece, si no observas ningún vídeo ni ninguna de sus fotografías, que no debe ser para tanto. Pero realmente lo es. Creemos que quizás es mejor que te quedes con la opción de ver un maratón de pelis de miedo con quien tú quieras y en casita. Que sufrir por sufrir no mola tanto.