El machismo en los Oscar podría desaparecer gracias a este challenge

Solo cuatro de las 100 películas más taquilleras entre 2008 y 2018 están dirigidas por mujeres; el reto es hacer que este porcentaje aumente

Las nominaciones de los 91º premios Oscar se han anunciado una vez más sin ninguna mujer candidata ni en la categoría de mejor dirección ni en la de mejor película. Como vemos, los premios de la Academia siguen el rastro que han dejado los Globos de Oro este año, en los que tampoco hubo realizadora alguna que optara al galardón. A finales de enero, en el festival de Sundance, Tessa Thompson lo puso negro sobre blanco: solo cuatro de las 100 películas más taquilleras entre 2008 y 2018 fueron dirigidas por mujeres. 

Ante esta cifra tan insignificante, las mujeres de la industria han lanzado un nuevo challenge: una lista de artistas y productoras de Hollywood comprometidos a trabajar con mujeres directoras para que, con más presencia en la industria, tengan también más posibilidad de acceder a los premios. Se lo conoce como el 4% Challenge: “#TIMESUP", dijo Thomson en referencia a la organización que reivindica un trabajo seguro, justo y digno para las mujeres en cualquier ámbito, "ha iniciado un challenge en el que busca que actores y actrices se comprometan a trabajar con una directora en los próximos 18 meses. Yo me sumo a esta iniciativa”.

Tras el anuncio de Tessa Thompson, Adam Scott, Brie Larson, Amy Schumer, Rashida Jones, JJ Abrams, Eva Longoria, Josh Gad o Bryce Dallas Howard son algunos de los que se han sumado al reto, pero ya son decenas, que se pueden consultar en la web oficial del Time’s Up. En la propia página se explica que están apoyando a mujeres directoras de todos los orígenes porque "los estudios muestran que las películas dirigidas por mujeres son más inclusivas", por ejemplo, "dando vida a personajes femeninos de 40 años o más y diferentes grupos étnicos o raciales poco representados”. Y puntualizan: “el objetivo es humanizar los procesos de producción para que todos los grupos puedan prosperar en el trabajo y siempre en un contexto seguro”.

En las 90 ediciones de los Oscar, solo una directora ha obtenido el premio a mejor dirección: Kathryn Bigelow por En tierra hostil. Ella, de hecho, es una de las únicas cinco mujeres que han sido candidatas al galardón en esta categoría en toda la historia. Las otras han sido: Lina Wertmüller por Pasqualino: Siete bellezas, Jane Campion por El piano, Sofía Coppola por Lost in Translation y Greta Gerwig por Lady Bird. Entre las películas dirigidas por mujeres más taquilleras de la última década aparecen Mamma mia!, de Phyllida Lloyd o Wonder Woman, de Patty Jenkins.

La diferencia que existe entre hombres y mujeres en este ámbito es tan amplia que poder disminuirla es un trabajo profundo y requiere de muchos más nombres importantes sumándose a la iniciativa. No solo personajes reconocidos han de unirse al proyecto, sino también estudios cinematográficos. Por ahora, Paramount Pictures, MGM Studios y Amazon Studios, entre otros, ya se han sumado al challenge. Probablemente, el próximo domingo 24 de febrero, cuando se celebren los Oscar, este tema volverá a ser unos de los protagonistas de la gala. Al menos, esperamos que así sea.