Los primeros condones que solo se abren si los dos queréis sexo

La marca argentina de condones Tulipán ha creado un ‘packaging’ original que requiere que ambas personas abran la caja al mismo tiempo

El consentimiento es la forma que tenemos de demostrar que sí queremos tener relaciones sexuales. Si no hay consentimiento y aún así se acaba consumando la relación, estamos ante una violación. El consentimiento también juega un papel importante a la hora de utilizar preservativo, pues si la persona desea tener relaciones sexuales con condón y el hombre se lo quita en mitad del coito, también se considerará violación o agresión sexual. No estamos solamente hablando de penetración, también el sexo oral o cualquier tocamiento sin consentimiento es violación. Esta realidad tiene que ser interiorizada y por ello la marca argentina Tulipán ha creado una caja de condones que solo se puede abrir a cuatro manos, las tuyas y las de tu pareja. Hace falta que dos personas estén de acuerdo para acceder al condón.

Es muy necesario entender y difundir el mensaje de la importancia del consentimiento. De hecho, este mismo miércoles Amnistía Internacional ha denunciado los obstáculos con los que se encuentran las víctimas de violaciones cuando quieren acceder a la justicia en los países nórdicos (Noruega, Finlandia, Dinamarca y Suecia). Algo sorprendente teniendo en cuenta que estos países son constantemente aplaudidos como garantes de la igualdad de género. De los cuatro países, solo Suecia ha modificado su ley en base al consentimiento, sumándose así a los ocho países de Europa que han seguido el Convenio de Estambul que obliga a vincular las leyes con el consentimiento. Dinamarca y Finlandia lo harán próximamente así como España, donde la violación de ‘La Manada’ motivó la revisión del Código Penal en este sentido.

El objetivo de la marca de preservativos es promover el respeto y el consentimiento dentro de las relaciones sexuales. La campaña lleva por título "placer consentido" y, según han explicado desde la misma marca, se ha generado como una edición limitada que se distribuirá de forma gratuita en diferentes puntos de Buenos Aires. Asimismo, a esta producción, la acompaña el claim "Si no es un sí, es un no". La caja, que utiliza un sistema de cuatro círculos, para abrirse necesita cuatro manos: dos de ellas deben apretar dos botones y las otras dos, los botones restantes. Al apretarlos a la vez, la cajita se abre y permite utilizar el condón que hay en su interior.

La fórmula es un poco complicada, pero ilustra el acuerdo al que hay que llegar para tener relaciones sexuales. La agencia que se ha hecho cargo de esta campaña es BBDO, con sedes en todo el mundo. Los creadores aseguraron que la marca Tulipán siempre ha difundido el mensaje de mantener relaciones sexuales seguras pero, para esta campaña en concreto, vieron imprescindible hablar de lo que es más importante dentro de toda relación sexual: solo habrá placer si ambas partes de la pareja dan su consentimiento. El respeto, el placer mutuo, la privacidad y la intimidad son pilares dentro de cualquier tipo de relación en la que haya sexo y es por ello que es imprescindible que los principales instrumentos relacionados con estas prácticas difundan lo importante que es que exista consentimiento.