Estas monjas se suman a la huelga feminista para derribar las ‘vejaciones’ del machismo

Desde distintos puntos de España, religiosas feministas anuncian que este viernes, ellas también paran

No todas las monjas creen que las mujeres deban quedarse en casa a procrear o, de lo contrario, hacerse monjas. En sectores de la iglesia, el machismo empieza a quedar atrás, como en el caso de de la Red Miriam, compuesta por religiosas que se autodefinen como seguidoras de la "espiritualidad ignaciana femenina" y que ya han anunciado que este viernes se sumarán a la huelga feminista del 8M. Aunque ya lo habían dicho en varios comunicados, en un vídeo difundido el martes, las hermanas, vestidas con camisetas moradas y rodeadas de carteles reivindicativos, explican sus razones para salir a protestar.

Hablan desde distintos puntos de España, pero se refieren a la situación de las mujeres en los mismos términos: pobreza, violencia y desigualdad, pero también citan conceptos como el techo de cristal (la falta de oportunidades para acceder a cargos de responsabilidad), o patriarcado en un vídeo que en pocas horas sumaba miles de reproducciones

"Ante la situación de inferioridad que sufrimos las mujeres frente a los hombres, sufriendo toda clase de inferioridades y vejaciones, nos sumamos la huelga del 8 de marzo", explica Pura López en el vídeo que empieza con una declaración de la portavoz del movimiento Pepa Torres Pérez al grito de "¡aúpa la revolución feminista!" y con una camiseta contra "la esclavitud en el empleo doméstico". Durante toda la semana, este grupo de monjas organizará eventos en favor de la igualdad como conciertos, pregones y misas oficiadas por padres que apoyan la causa.

Este grupo de monjas lleva años organizando talleres con mujeres y su reivindicación es transversal. Como otros colectivos de la iglesia católica más dedicados a la labor social, han organizado protestas en contra del trato que reciben los habitantes de los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIE), la situación en la frontera de Melilla o en contra de los desahucios de familias que no pueden pagar la hipoteca.

Los colectivos feministas han llamado a una huelga general este viernes que insta a todas las mujeres a desatender cuidados, consumo, trabajo o educación bajo el lema "si nosotras paramos, se para el mundo". Quieren repetir, si no superar, a la del año pasado, la primera protesta coordinada a nivel español por el Día Internacional de la Mujer, en la que más de cinco millones de mujeres secundaron la huelga.

Las monjas han encontrado la suya y han pasado de la oración a la acción. Ahora nos toca a cada una de nosotras descubrir cómo queremos contribuir para derrotar la desigualdad.