Mia Khalifa se convierte en estrella de TikTok mostrándose tal y como es

Después de un breve paso por la industria del porno que casi acaba con ella, se ha labrado una audiencia de la generación Z que la idolatra

Tiene 27 años y 15 millones de seguidores en TikTok. Podría ser una influencer cualquiera, pero es Mia Khalifa y lo que ella vende es una historia de superación: si te lo propones, puedes cambiar tu pasado aunque millones de personas te hayan visto desnuda por los tres meses que pasaste en la industria del porno y que casi acaban contigo. Desde entonces se ha convertido en un ícono: ha pasado de lanzar una cruzada contra las multinacionales del cine para adultos a aprovechar el hype para subastar las gafas que usó en algunas de las escenas más míticas para donar el dinero a la reconstrucción de Beirut.

Entre sus vídeos haciendo deporte y los de sus perros lamiéndole la cara, Mia está construyendo en TikTok una audiencia de la generación Z que la idolatra gracias a la campaña #JusticeForMia, que consiguió atraer a 61 millones de fans que pedían la eliminación de sus vídeos porno de la red, una misión prácticamente imposible, teniendo en cuenta que fue de lo más visto en PornHub durante tiempo. "No todo el mundo se acordará siempre de mí como una estrella del porno, ahora algunos me conocerán de verdad", explica a Dazed. Y se nota eufórica de, seis años después, cerrar la puerta de su antiguo personaje. En su bio de TikTok se define como "inmigrante" y muestra su lado más íntimo, pero también más combativo, con vídeos de apoyo al #BlackLivesMatter o virales donde imita las poses de los hombres que han abusado de ella:

Para Mia, unirse a TikTok durante este año de pandemia en que hasta tus tías se han metido a TikTok, "ha sido un acto de resistencia que representa un momento clave de su reinvención -una lucha en la que lleva seis años. Ahora, con más de 14 millones de seguidores amasados en TikTok en menos de un año, Mia está usando la plataforma para destapar y reescribir la infamia por la que ha pasado", explica la revista británica. Por fin, sus nuevos seguidores la recordarán por algo más que por lo que hizo a los 21, se dice.

"Pensaba que TikTok eran todo canciones, baile y vídeos divertidos, pero cuando entré, el algoritmo... me colocó en un lado de TikTok que me hace sentir en casa... y no soy la única que se siente así", explica en la entrevista, llorando. Por ejemplo en el challenge "eat with me" pudo conectar con gente que se está recuperando de un trastorno alimenticio y ella lxs recibe con una frase contundente: "bienvenidxs al TikTok en el que no nos saltamos las comidas". En los comentarios podéis ver cómo la gente le agradece el apoyo.

Mia Khalifa en TikTok

Después de ser una estrella mundial por algo de lo que te arrepientes, a veces hay que darle una segunda oportunidad a las redes sociales para que te acaben llevando a un lugar donde te sientas a gusto. O como dice ella, donde puedas estar sin maquillaje. Después de su experiencia, probablemente ella necesitaba reconciliarse con el público masivo, pero lo importante es saber que siempre habrá más amor en cinco amigxs que te quieren de verdad que en cinco millones que te idolatran, aunque sea por tu auténtica personalidad.