La indignante aplicación que crea desnudos para fantasear con famosas

Basándose en los DeepFakes llegan los DeepNudes, una aplicación que procesa la foto de cualquier mujer y la convierte en un desnudo

Tomar el rostro de una actriz, de un actor o de algún famoso y colocarlo en un vídeo pornográfico (u otro tipo de vídeo) es lo que se conoce como DeepFakes. Estos diseños hechos al milímetro, en algunos casos, parecen reales y han generado más de una polémica. Dentro de esta vertiente han nacido ahora los DeepNude, una aplicación que no solo se sirve de los DeepFakes sino que es como una nueva versión de aquellas gafas de rayos X que se promocionaban hace muchos años en revistas para ver a las mujeres desnudas. Y claro, se usa más para "desnudar" a mujeres que a hombres. De nuevo, las ramas del patriarcado que en Forocoches no han tardado en comentar.

Captura de Forocoches.com / CN

El desarrollador de estos DeepNuede se hace llamar Alberto y ha explicado que descubrió las virtudes de las redes generativas antagónicas hace dos años, cuando llegó a la conclusión de que era capaz de crear un equivalente cibernético a aquellas gafas antiguas. Desde la página oficial se puede observar que la aplicación trabaja en modo local, es decir, que no transfiere los datos a la web. Existen dos opciones para descargarse la aplicación: la gratuita, que deja la marca de agua sobre el desnudo fake (obviamente no es real) y una edición premium que tiene un coste de 50 dólares (unos 44 euros), que quita la marca de agua pero añade la palabra fake en una esquina superior de la imagen.

La aplicación solo es compatible con Windows y Linux, es decir, se trata de una aplicación web. Su funcionamiento es sencillo, se busca una imagen del cuerpo al completo de alguna mujer y se recorta. Una vez subida al programa, el resto lo hará el mismo programa. Como explicábamos antes, el resultado no es real: los pechos que ves no son los de la persona. Aunque esto no sea así, poco es el consuelo, el programa se basa en una gran base de datos que alberga miles de imágenes de mujeres desnudas. Compara los detalles que tienen que ver con la postura o la forma del cuerpo y la IA va asociando las fotos de la base de datos con la que ha subido el usuario.

Las críticas no han sido pocas y siguen creciendo. No solo se trata de un programa que, una vez más, sexualiza el cuerpo de la mujer de pies a cabeza sino que hace apología del conocido revenge porn (pornografía de venganza utilizada por, por ejemplo, ex parejas descontentas que tienen el objetivo de humillar a la persona en cuestión) que tanto daño ha causado: no olvidamos ni olvidaremos lo que pasó hace algunas semanas con la trabajadora de Iveco. Esperamos que la demanda se termine y que estos programas o cualquier tipo de contenido audiovisual que busque humillar, denigrar, cosificar, oprimir o juzgar a las mujeres y a sus cuerpos, desaparezca. Mientras tanto, que sepas que las fotos que publicas pueden convertirse en un falso desnudo tuyo.