Dejemos de seguir a los tiktokers que no aportan nada bueno a la sociedad

Las salidas de tono y los mensajes machistas de tiktokers como José Nogales y Naim Darrechi nos hacen plantearnos si de verdad no somos los culpables de que hayan alcanzado tanta visibilidad. 

“Os voy a matar a todas, vais a morir, hijas de puta”. Esta es la terrible frase que se ha viralizado en Twitter en las últimas horas y que, presuntamente, fue emitida por el tiktoker mallorquín, José Nogales, a la salida de una discoteca tras haber recibido las críticas de personas a las que sus contenidos le parecen denigrantes con la mujer. Con casi 400.000 seguidores en la red social, este “cazador de gatitas”, como él mismo se define en su triste intento de canción del verano, se ha convertido en el último personaje en mostrar un machismo rancio y alarmante en redes sociales.

Si se confirman las imágenes del vídeo, Nogales habrá pasado de ser simplemente un machista o un trol más de internet a algo más, algo que no resulta agradable ni recomendable de seguir por mucho que sus contenidos pudieran parecerle entretenidos o graciosos a miles de adolescentes. Y es que no es el primer tiktoker que la lía a estos niveles: después de que Naim Darrechi reconociese que eyaculaba sin protección durante el sexo con mujeres y que mentía diciendo que no fértil, pensábamos que nadie más nos sacaría los colores de esta manera tan vergonzosa.

Pero José Nogales lo habría logrado, no ya por el vídeo, sino por todo el personaje que intenta transmitir y que no aporta nada positivo ni constructivo para los casi medio millón de adolescentes que le siguen. La pregunta obligatoria después de estos dos incidentes con tiktokers es: ¿debería Tiktok ser más reticente a la hora de otorgar visibilidad a determinados personajes?¿cómo es posible que personas con discursos tan lamentables consigan semejante audiencias?¿somos culpables de haber dado tanto poder a personas que no tienen un mínimo de entidad moral para procesarlo?

El peligro de los mensajes sin filtro

Visto lo visto, es posible que haya llegado el momento de que los consumidores de redes sociales comencemos a actuar para frenar esta burbuja absurda de creadores de contenido con ideas machistas y denigrantes para la mujer. Cuando basas todo tu contenido en algo tan profundamente machista y, además, tienes salidas de tono como la del vídeo… a lo mejor te mereces ser cancelado. Quizá la democratización que han supuesto las redes sociales exija que los consumidores y ciudadanos nos volvamos más exigentes con el contenido que se nos ofrece, aunque tenga una canción pegadiza o un baile divertido.

En cualquier caso, quizá una buena medida sería comenzar a dejar de seguir a todas esas personas que buscan la fama con mensajes que no aportan nada, que odian, que cosifican a la mujer, que solo buscan la repercusión con la polémica. En definitiva, que personajes como Naim Darrechi o José Nogales se hagan famosos o no depende de nosotrxs y, por tanto, que dejen de tener el altavoz que tal vez nunca merecieron, también. Seamos responsables y revisemos lo que consumimos en redes, por favor. Ninguna canción o baile viral merece que determinadas ideas y/o personajes alcancen relevancia. Seamos el filtro, eliminemos lo tóxico de las redes sociales. Por nuestro bien, por el bien de todxs.