Tú también llorarás viendo ‘Historia de un matrimonio’

Es la favorita de los Globos de Oro, que han anunciado hoy seis nominaciones, entre ellos, Scarlett Johanson y Adam Driver

Historia de un matrimonio. Es decir estas cuatro palabras y que alguien admita, por delante de todo, que lloró. Que qué cruda, qué bonita y qué real. No se nos ocurre mejor forma de demostrar nuestro amor por esta película (y nuestra debilidad ante todo) que llorando. Cada quien llora en un momento distinto, pero nadie supera sin cicatrices esos 135 minutos de cinta. Es una película tan impregnada de momentos que podrían haber robado a tu historia o a la mía que es imposible que no te toque en un lugar que tienes muy, muy protegido.

Noah Baumbach, el director de Frances Ha, dirige a Scarlett Johanson y a Adam Driver en dos papeles que les aseguran una nominación a los Oscar. De ambos se ha dicho que es su mejor actuación. Interpretan a una pareja, un director de teatro y una actriz que, en el momento cumbre de su carrera artística, que va de la mano pero siempre al ritmo de él, y en el momento más bajo de su relación: el divorcio. Que se van a divorciar no es ningún spoiler, pero la belleza de la película (la tienes en Netflix y en el cine) está en cómo representa todo su recorrido para llegar a la separación: desde los detalles del día a día que hacen que cada relación en la intimidad se sienta única y especial hasta el proceso de divorcio, abogados incluídos, que lo reducen todo a la misma ecuación. La acusación y la defensa. La custodia del niño, la división del patrimonio común (y Laura Dern en un papel que recordaremos).

Cuando te separas, pierdes algo tan tuyo que parece como si las palabras cambiaran de sentido. Y ver a tu pareja durante todo eso proceso es ver cómo se aleja esa forma de expresarte que para ti se había vuelto tan natural. Ese universo Baumbach nos lo enseña nada más empezar. Hay quienes lloran desde ese momento, sí, antes de los créditos, porque en realidad ambos son seres tan tiernos que tú también te hubieras enamorado de ellos y porque están representados de una forma tan detallista y tan universal que seguro que tu pareja —o peor, tu ex— se parece en algo a él/ella/ambos.

Historia de un matrimonio es la favorita de los Globos de Oro, que ha anunciado hoy las nominaciones a seis categorías (película dramática, actriz, actor, actriz de reparto, guion y banda sonora), pero no han nominado a Baumbach, como director, porque pueden haber interpretado que dos monstruos como Adam Driver y Scarlett Johanson podían llegar solos a esa interpretación. Es una obra maestra de los tres. Transparente, tierna y más dura a cada minuto que pasa. Si esperas una peli con final feliz, ponla y saca tus propias conclusiones. El amor también es así y se acabo. Y es culpa de uno del otro, de ambos o de ninguno de los dos.