El desgarrador testimonio de Lady Gaga sobre la violación que la destrozó emocionalmente

Las acusaciones a R. Kelly, cantante de R&B de 52 años, de abusar de mujeres no son nuevas. Desde su éxito en los 90 han habido denuncias y rumores, aunque los más sólidos empezaron en 2017, cuando el portal Buzzfeed destapó una especie de secta sexual alrededor del cantante en la que algunas de sus fans jóvenes, de entre 17 y 21 años, eran retenidas, esclavizadas sexualmente y maltratadas. Como informa El País, los familiares de las víctimas sostenían que "el cantante ejercía un severo control sobre ellas, de sus llamadas telefónicas, su dieta, la ropa que se ponen, cómo deben comportarse o la hora a la que se acuestan. Las mujeres incluso tenían que pedirle permiso para ir al baño o salir de las habitaciones que tienen asignadas". Ahora, un documental llamado Surviving R. Kelly explica todos estos abusos y va más allá de las pruebas policiales. 

Pese a que varias parejas del cantante habían hecho diversas acusaciones públicas de sus abusos sexuales, a R. Kelly no le faltaba trabajo. Una de las personas que colaboró con él fue Lady Gaga. En 2013, para su álbum Artpop, R. Kelly hizo junto a Gaga la canción Do What U Want, un tema muy pegadizo que tuvo una buena repercusión en las listas de éxitos, pero muy, muy polémico por la letra de la canción y la forma en que se presentó.

En la canción, Gaga cantaba a un hombre, diciéndole que hiciera con su cuerpo lo que quisiera, y él respondía que "te la voy a meter y a dejar embarazada". Cuando presentaron la canción en los AMA (Premios American Music) hicieron una escenografía sexualizada en la que Gaga se ponía en la piel de una especie de Monica Lewinsky de cabaret. Además, el vídeo nunca llegó a estrenarse. No solo por colaborar con R. Kelly, sino porque estaba dirgido por Terry Richardson, fotógrafo también acusado de abusar sexualmente de mujeres. 

Tras años de silencio, Gaga ha hablado. "Como víctima de asalto sexual, hice la canción y el vídeo en un momento oscuro de mi vida, mi intención era crear algo extremadamente desafiante y provocativo porque estaba enojada y todavía no había procesado el trauma que había ocurrido en mi propia vida. La canción se llama Haz lo que quieras (Con mi cuerpo), creo que es suficientemente ilustrativo de cómo retorcida era mi forma de pensar en el momento", asegura en su Twitter. Y es que la cantante, años después de la canción, reveló que había sufrido una violación con 19 años —participó en un documental sobre ello poniéndole la banda sonora— y apoyó a Kesha en su periplo contra el chantaje sexual, pero no condenó a R. Kelly y su canción hasta ahora.

Asegura que cuando sacó la canción era joven y no había ido a terapia para entender lo que estaba pasando por su cabeza. En ese momento solo buscaba romper, sentir que hacía cosas extremas que fueran igual de radicales que la angustia que sentía por dentro, unos sentimientos cargados de culpa, odio, asco y sufrimiento que no había digerido bien. "Si pudiese hablar con mi yo más joven, le diría que vaya a la terapia a la que he ido desde entonces para que pueda entender lo confuso del estado post-traumático en el que se encuentra". 

Ahora, tras admitir que Do What U Want fue una mala decisión, ha anunciado que la sacará de las tiendas y de las plataformas de streaming y no colaborará con R. Kelly nunca más. "Pido perdón por mi falta de juicio cuando era joven y por no haber hablado sobre ello antes". Quizá su testimonio ayude a aquellas mujeres que se sientan perdidas y rotas tras la violación, y por fin puedan salir del círculo vicioso del trauma.