6 personas cuentan las experiencias más terroríficas y paranormales que han vivido

Las historias que incluyen fenómenos sobrenaturales, a veces, son difíciles de creer pero cuando, de repente, te suceden a ti puedes llegar a morirte de miedo

Si le preguntas a cualquier persona si ha vivido alguna experiencia extraña o que no se pueda explicar, probablemente la mayoría te dirá que sí. Las situaciones raras despiertan sospechas tenebrosas alimentadas por la cultura o las creencias. Esas sospechas que nos hacen buscarle una explicación a algo que, de primeras, no lo tiene nos llevan a pensar que una presencia espiritual o algún sujeto de un plano que no es el nuestro está intercediendo e nuestras vidas de una manera que no comprendemos. Esto nos aterra y no solo a quienes lo viven sino también a quienes lo escuchan. Aquí reunimos 6 situaciones paranormales vividas y compartidas por usuarios de Reddit que desearás que no te ocurran jamás.

Un rodaje paranormal

Estábamos rodando un corto a unos 70 kilómetros de nuestra universidad. El lugar de rodaje estaba en medio de un bosque donde uno de nuestros amigos tenía una casa que usaba para pasar las vacaciones. Eran las dos de la madrugada y uno de nuestros amigos se sentó en una silla en el centro del salón y se quedó dormido. Terminamos el rodaje y decidimos cenar. Me acerqué a ese amigo que dormía y lo llamé por su nombre pero no se movió. Me acerqué aún más a él y, cuando estaba a punto de llamarlo otra vez, abrió los ojos todo lo que pudo. Un segundo después de aquel gesto se fue la luz y todo se quedó oscuro. Mis compañeros empezaron a gritar. Decidimos salir de ahí y meternos en el coche porque no sabíamos cómo resolver lo que había pasado. Cuando nos alejamos, nos detuvimos en una pequeña cafetería que había en la autopista hasta que se hizo de día a las siete de la mañana. 

Resultado de imagen de terror gif 

El hermano fallecido

Cuando tenía alrededor de cinco años, recuerdo que subí a la habitación de mis padres. Antes de entrar miré hacia el pasillo que conducía al baño. Había una figura quieta mirándome fijamente. Tiendo a creer que lo que vi fue a mi hermano, que falleció cuando yo tenía tres años y él 13. Mi madre tenía sus cenizas colocadas en ese pasillo.

Cuatro seres en la oscuridad

Estaba conduciendo de mi casa a la de mis padres. El viaje dura aproximadamente una hora y media. En la mayor parte del camino no hay nada más que kilómetros de cultivos y algunas granjas. La carretera estaba tranquila porque eran las 11 de la noche. De repente, mientras conduzco por una de estas carreteras bastante vacías, veo un destello de luz realmente fuerte. En ese instante me imaginé que podría haber sido una luz encendida en una casa vieja en la distancia o algo así. No me importó hasta que vi esa luz de nuevo. Y después otra vez. Tuve que frenar para no tener un accidente. Paré en un lado de la autopista, puse las luces altas y, cuando me acercaba hasta el lugar desde donde debía haber estado la luz, vi a cuatro personas alineadas horizontalmente en la carretera con máscaras blancas de teatro y bates de béisbol en las manos. Salí de allí corriendo.

Ritos para liberar el mal

Fui a algo llamado "liberación". Se trata de un rito católico al que la gente va si está poseída o si siente que algo los persigue. Acompañé a mi familia y la gente que había en aquella sesión parecían personajes de una película de terror. Cuando el sacerdote empezó a tratar a una de las chicas (rociándola con agua bendita) ella empezó a hablar rápidamente, con mucha fluidez y en una lengua que nadie entendía. Después un niño comenzó a temblar incontrolablemente a la vez que lloraba. Definitivamente fue una de las peores experiencias en mi vida y en caso de que penséis que se trataba de una estafa para quitarnos el dinero, ya os digo que no: la iglesia lo hizo de forma gratuita y no aceptaba ningún tipo de donación.

Una presencia que observa

Estaba quedándome hasta tarde viendo la televisión tumbado en la cama de mi habitación. En un momento, cuando estaba medio dormido, me di cuenta que había un sonido como de respiración pesada. Supuse que venía de la televisión porque el volumen estaba más o menos alto, así que decidí apagarla pero el sonido no desapareció. Empezó a sonar más fuerte, como si estuviera acercándose por encima de mi cabeza, cada vez más cerca de mí. Estaba tan horrorizado que cogí las mantas de mi cama y fui a dormir al suelo de la habitación de mis padres. Todavía sigo sin saber qué era.

La radio poseída

No podía dormir porque pensaba que mi vecino estaba haciendo una fiesta. La música no paraba y cambiaba a cada rato. Me levanté para ir a tocar a su casa y me di cuenta que no era mi vecino el de la música sino que era una radio de mi casa que se encendía y apagaba y que cambiaba de música por sí misma. Me acerqué extrañado al aparato para apagarlo pero el sonido se hizo cada vez más fuerte y más alto, mientras cambiaba la música rápidamente también. Cuando conseguí desconectar la radio, sentí que alguien estaba detrás de mí y que iba a morir porque realmente todo parecía una escena de una película de terror, pero no sucedió nada. Al día siguiente, mi madre me dijo que la radio estaba rota.