Las 10 series que deberías ver antes de que arrasen en los premios Emmy

Veep, Pose, Ozark, This Is Us, Succession o Killing Eve son algunos de los nominados que prometen ser el objeto de tu próximo maratón televisivo

Ya han salido las nominaciones a los premios Emmy, los Oscar de la televisión, una cita obligada para los amantes de las series. Este año se reafirma el éxito de Juego de Tronos que, junto a Veep, se han encumbrado como las dos series más nominadas y galardonadas en la historia de los Emmy. Se prevé que ganará varios de estos premios siendo el último año que será nominada, pero hay muchas otras joyas que compiten por la estatuilla y que ya deberías estar siguiendo.

1. Veep (HBO)

Es la serie de comedia más premiada y, sin embargo, no es tan conocida en España como cabría esperar. Utiliza el humor negro para burlarse de la política americana, una especie de cara B de House of Cards en la que la crítica va a través del humor y no de la mezquindad de sus personajes. Una serie que, aunque bebe del género del cringe (género al que pertecene la alabada Parks and Recreation o The Office), se salta el lado bonito y “cuqui” de esas series y se basa solo en el humor cínico. En resumen, cada capítulo son 30 minutos de personas insultándose entre ellas. Imperdible.

2. Pose (HBO)

Te transporta al Nueva York queer de finales de los 80 en plena epidemia del SIDA. Los protagonistas son, sobre todo, personas trans y drag queens, personas que sufren, además de la discriminación por formar parte de la comunidad LGTBI, otra discriminación dentro del propio colectivo, por ser lo más opuesto a la heteronormatividad. Todos los protagonistas son racializados, por lo que a la cuestión del género se suma el componente de raza. Una de las series más tiernas que se pueden ver actualmente en las plataformas de pago (HBO, primera y segunda temporada, Netflix primera temporada) porque te enseña a encontrar la felicidad en contextos de extrema precariedad social.

3. Fleabag (Amazon Prime)

Esta comedia británica tiene dos temporadas ya estrenadas. A espera de la publicación de la tercera, ha sido nominada a mejor comedia en los premios. La creadora de la serie es la escritora Phoebe Waller-Bridge, que además hace de protagonista, y que se basó en un monólogo suyo de diez minutos que hablaba sobre su vida en Londres siendo una joven sexualmente activa pero que está superando un trauma (que no diremos porque spoiler alert). La serie mezcla el humor absurdo inglés con una crítica inteligente de las relaciones en la actualidad. Mírala porque, aunque no se lleve el Emmy, ya ha sido aplaudida como una de las mejores comedias millennial.

4. Sharp Objects (HBO)

Protagonizada por la aclamada Amy Adams (que ha sido nominada por su papel en la miniserie), es un thriller psicológico muy, muy duro pero imprescindible. Se mezclan tres historias, el asesinato brutal de dos preadolescentes, el pasado traumático de la protagonista y la relación con su madre y su hermana, tres tramas que se relacionan entre sí. Amy Adams hace uno de los mejores papeles de su carrera encarnando a la periodista que tendrá que resolver el asesinato y combatir sus propios demonios.

5. Ozark (Netflix)

Está protagonizada por Jason Bateman (Arrested Development). Aunque probablemente el actor te suene por sus papeles cómicos, esta serie es un drama. Una familia debe mudarse a un pueblo de Misuri porque una operación de lavado de dinero fue mal. Para salvar sus vidas, se comprometen a lavar el dinero en tiempo récord a un narco mexicano. Una historia de ilegalidad, violencia y crimen organizado que tienes que ver si te gustó Narcos o Breaking Bad.

6. Killing Eve (AMC/BBC America)

Si no has oído hablar de esta serie (disponible en HBO) probablemente vives bajo una piedra. Y si has oído hablar de ella, sabes que todos la ponen por las nubes. Jodie Comer es Villanelle, una asesina psicópata, y Sandra Oh es Eve, una investigadora que tiene que atraparla. Las dos mujeres se obsesionan la una con la otra y protagonizan la mejor persecución que se haya visto en un thriller contemporáneo. Su carrera a contrarreloj para destruirse mutuamente se convierte en un épico maratón de violencia, cinismo, humor negro e intriga.

7. This Is Us (NBC)

Está disponible en las plataformas de Movistar + y Amazon Prime Video. Está nominada a mejor serie dramática y es, de todas las nominadas, la que más toques de comedia añade –según algunas críticas debería etiquetarse como comedia dramática más que como drama per se-. Retrata la vida de una familia muy amplia (tres hermanos con sus respectivas parejas e hijos) e interracial (uno de los hermanos es un niño adoptivo afroamericano) y cuenta sus historias, desde el drama, el humor y la complejidad presente en todas familias. Una serie que, según Entertainment Weekly, es un respiro a la televisión actual por su optimismo, diversidad y amabilidad entre los personajes. Una serie que está recibiendo muy buenas críticas y muy útil para animarte cuando tengas un día de bajona.

8. La maravillosa señora Maisel (Amazon Prime)

Ya tiene Emmys y Globos de Oro a sus espaldas. Esta comedia no es nueva, pero parece que en España no está teniendo todo el tirón que cabría esperar de la ganadora al premio de mejor comedia. Mrs. Maisel es un ama de casa que vive en el Nueva York de 1958. Tiene una vida prototípica de mujer de familia de los 50 hasta que descubre que tiene un don para la comedia y los monólogos. Una producción divertida y entrañable con carácter feminista, ya que retrata a una mujer haciéndose un hueco en un mundo de hombres.

9. Succession (HBO)

Una familia muy rica. Una herencia. Unos hijos ambiciosos. Un drama familiar de peleas, intrigas y dinero en la que todos sus miembros combaten para alzarse victoriosos en esta batalla económica y legal. Esta serie, inspirada por el clásico shakespearano de El rey Lear, ha sido nominada a mejor drama. De momento solo tiene una temporada, pero gracias a la buena recepción que ha tenido ya ha sido renovada para una segunda que saldrá pronto.

10. The Good Place (NBC)

Una mujer muere y despierta en “el lado bueno” (The Good Place), una utopía parecida al cielo que sirve como recompensa a una vida terrenal justa. Sin embargo, ella se da cuenta de que está ahí por error, porque en vida fue de todo menos buena, así que tendrá que vivir en ese “cielo” intentando ocultar sus imperfecciones morales. Esta comedia de humor absurdo, disponible en Netflix, ya se ha encumbrado como el descendiente de Parks and Recreation.