5 series LGTBI que engancharán a gays y heteros este verano

Las plataformas digitales de series se han llenado de contenido LGTBI, desde series hasta películas, monólogos y documentales

Este verano las plataformas de series digitales se han revestido de temática arcoíris. Estamos frente a una explosión de divas, maricones, drags, bolleras y queers que ni en un concierto de Kylie Minogue. Por fin el colectivo tenemos series llenas de personajes protagonistas que representan todas las siglas LGTBI y en los que podemos vernos reflejados. Un hecho poco común en la televisión, donde las tramas del colectivo suelen ser secundarias y muchas veces adquieren un toque de humor y banalidad. Seas gay, bi, trans o hetero, prepárate unas palomitas de microondas, túmbate en el sofá y disfruta de esta explosión LGTBI veraniega.

1. Pose, en HBO

Lo nuevo de Ryan Murphy (American Horror Story, American Crime Story) te transporta al Nueva York queer de finales de los 80 en plena epidemia del SIDA. Los protagonistas son, sobre todo, personas trans y drag queens, personas que sufren, además de la discriminación por formar parte de la comunidad LGTBI, otra discriminación dentro del propio colectivo, por ser lo más opuesto a la heteronormatividad.

Como explica Rubén Serrano, esta serie, un retrato histórico de uno de los momentos más determinantes del colectivo, explora la vida con el VIH, la raza, el género y la identidad en un contexto hostil por muchos flancos: político (Ronald Reagan dirigía la administración estadounidense), social (cómo afecta al colectivo la plumofobia, el racismo y el patriarcado) y médico (la medicación y tratamiento contra el SIDA era todavía experimental).

Pose ya está haciendo historia, y no solo por lo revolucionario de su planteamiento. Destila igualdad dentro y fuera de la pantalla: es la serie con más actores trans en su plantilla y también tiene uno de los elencos más negros de la actualidad, dándoles muchísimo peso argumental. Una joya imperdible.

2. Orange is the new black, temporada 6, en Movistar+

La conocida serie de Netflix es un icono mundial del lesbianismo. Relata las desventuras de un grupo de reclusas en una cárcel femenina de los Estados Unidos, tratando conflictos como la raza, las drogas, la homofobia, el machismo, la violencia de las fuerzas de seguridad y los recortes y la falta de inversión pública en el servicio penitenciario, siempre con un toque de humor negro que casa muy bien con el dramatismo de sus historias. Como es habitual, su nueva temporada se estrena en Movistar+ (no en Netflix) y continúa con la historia tras el dramático final de la 5, en que las autoridades sofocaban el motín que estalló en Lichfield, la prisión.

La nueva entrega renueva su planteamiento cambiando de ubicación y prescindiendo de la gran mayoría de personajes secundarios (e incluso algunas protagonistas) de las anteriores temporadas. Para mantener la intriga (ya que muchos van apareciendo a medida que avanzan los capítulos), no desvelaré qué personajes vuelven y cuáles no. Aunque, obviamente, los principales (Pipper, Red, Nichols, Taystee, Suzanne) seguirán dando guerra en máxima seguridad de Lichfield, sí que diré que algunos fan favorite no volverán… y los echaremos muchísimos de menos.

3. La casa de las flores, en Netflix

La nueva telenovela mexicana para Netflix tiene todos los elementos para convertirse en la serie de la temporada. Incorpora elementos prototípicos de la televisión y cultura mexicanas: el humor negro, la visión distendida y humorística sobre la muerte, el surrealismo y el dramatismo de la telenovela (no en vano, Verónica Castro, reina de este género, forma parte del reparto). Todo aderezado con elementos pop y un guion rápido y muy dinámico que aborda muchísimos temas de actualidad como la infidelidad, la familia, la feminidad y, sobre todo, la identidad LGTBI (con personajes bisexuales, gais y trans).

Aunque empezó con muchos detractores (hubo una fuerte polémica por la elección de Paco León como mujer transexual), poco a poco se ha ido ganando el corazón del público, especialmente gracias a los personajes de Paulina (que ya se ha hecho viral) y Julián (una fuente de memes). La casa de las flores relata la vida de una familia muy disfuncional en 13 capítulos de media hora que acabarás devorando en menos de una semana.

4. Queer eye, en Netflix

Una recomendación que, aunque a priori no parezca del gusto de la mayoría, deberíais todos darle una oportunidad. Queer eye es un reality de cambios de look, al más puro estilo Cámbiame. Sin embargo, es un formato totalmente renovado, mucho menos superficial, divertido y hasta tierno.

Lo novedoso de Queer eye es que, a través de cinco gurús gais del lifestyle, se transforma la estética y costumbres de hombres adultos, contrariamente a lo que impera en esta tipología de programas, que suelen seguir la línea argumental ‘Betty la fea’, tunear una mujer para que se adapte a los cánones de belleza patriarcal. Aquí, son hombres descuidados que muestran su interés por mejorar y cambiar, una patada al estereotipo de ‘masculinidad pasota’, que cree que cuidarse es ‘cosa de chicas’.

5. Hannah Gadsby: Nanette, en Netflix

Hannah Gadsby es una comedianta inusual. Su monólogo te hará reír pero, sobre todo, te hará pensar. Gadsby explora lo que verdaderamente supone la identidad lésbica, y expone muchas de sus reflexiones que sorprenderán, no solamente al público heterosexual, sino también al homosexual, que verá actitudes homófobas que tenían asimiladas y que nunca se habían planteado.

Un claro ejemplo es su necesidad de ser autoparódica y de reírse del lesbianismo para caer bien en un mundo heterosexual. Algo muy común entre comunidades gais, por ejemplo, bromeando sobre el sexo anal o la pluma para “quitar hierro al asunto” e integrarse mejor en un ambiente hostil. Un monólogo que te hará replantearte tu interacción con la comunidad LGTBI, ya sea desde fuera de ella o incluso desde dentro.

Aunque estas cinco recomendaciones son algunas de las más nuevas en el catálogo, series como la aclamada Paquita Salas, el musical La llamada también de los Javis, o la película Behind the Candelabra son algunas otras de las muchas recomendaciones LGTBI que, aunque ya tienen un tiempecillo, complementarán a la perfección este maratón arcoíris.