10 libros que te ayudarán a tener criterio propio en este mundo de posverdad

Pocas veces nos paramos a pensar si estamos planteándonos las preguntas correctas sobre nuestro entorno, debemos aprender a pensar y a formarnos para empezar a tener criterio propio

La curiosidad, la novedad, el desconcierto, sentirse fuera de lugar, estar conectadx con el entorno, debatir, querer debatir, poder entrar en el debate. Los motivos para querer tener una serie de opiniones formuladas de forma interna, para querer tener tus propios argumentos sobre los temas actuales, son interminables. No es nada fácil construir una forma propia de pensamiento, el modo en el que entendemos nuestro entorno viene construido por decenas de influencias y muchas no son de nuestra elección: la educación que hemos recibido en nuestros hogares, las experiencias que hemos ido adquiriendo con el paso del tiempo, las personas con las que hemos conformado nuevas familias, etcétera.

La forma en la que entendemos el mundo, por tanto, continuará elaborándose durante toda nuestra vida y jamás tendrá una sola estructura. Por suerte, los libros pueden ayudarnos a seguir ampliando nuestro conocimiento y a tener —cuanto más mejor— un criterio propio. Aquí proponemos 10 ejemplos que pueden ayudarte.

Noam Chomsky – La (Des)educación

Austral

Frente a la idea de que en nuestro sistema educativo se enseñan valores democráticos, según Noam Chomsky, lo que existe realmente es un modelo colonial de enseñanza diseñado para que los profesores envíen un mismo mensaje de una misma manera sin que entre ningún tipo de pensamiento o crítica propia. Una enseñanza pensada para domesticar a la población que el autor quiere que desmontemos con las herramientas que proporciona en este libro.

René Descartes – Discurso del método

Twitter

Buscar la verdad y el camino para ir hacia ella a través de nuestra propia razón sería una forma muy escueta de resumir esta obra fundamental de Descartes. Es, además, una obra que se presenta como el inicio de la filosofía moderna y que se tiene en cuenta para todo el desarrollo de las ciencias y la propia filosofía. Descartes “enseña” a encauzar la razón de forma rigurosa para poder alcanzar una verdad y una serie de soluciones a nuestros problemas. Todo ello a través de tres reglas: el análisis, la síntesis y la enumeración y prueba.

Manuel Rivas – Un manifiesto rebelde contra todo esto

Twitter

El escritor gallego presenta una antología de textos que buscan poner en cuestión el tiempo de distopía en el que estamos sumergidos actualmente. Habla de feminismo, de la lucha contra el cambio climático o las políticas neoliberales (las cuales rechaza). Más allá de su opinión acerca de cada uno de los temas que presenta, el autor es capaz de mostrar sin borrones la cruda realidad de un mundo que entre fascismo y contaminación se cae a pedazos.

Marta Sanz – Monstruas y centauras

Monstruas y centauras - Cuadernos Anagrama

El MeToo, la carta de las intelectuales francesas, la huelga feminista del 8 de marzo y la sentencia de La Manada han puesto en el punto de mira el concepto del feminismo actual. La autora reflexiona sobre qué posición mantener ante estos hechos concretos y cómo hacer para que la lucha feminista no se quede en un plano superficial por culpa de un capitalismo que es capaz de llevarse todo hacia su propio terreno comercial.

Virginie Despentes – Teoría King Kong

Teoría King Kong - Literatura Random House

Uno de los libros de oficial referencia del feminismo. Editado por Literatura Random House habla sobre la teoría de género. La autora cuenta su propia experiencia para hablarnos sin pelos en la lengua sobre prostitución, violación, deseo, pornografía o maternidad. Despentes busca derrumbar y poner en cuestión los cimientos patriarcales que existen en la sociedad actual.

Rebecca Solnit – Los hombres me explican cosas

Twitter

Un conjunto de ensayos publicados por Capitan Swing donde la autora habla sobre la persistente desigualdad entre mujeres y hombres. Solnit presenta su feminismo más potente, un feminismo que desea cambiar el sistema establecido y que, según ella, es tan fuerte que podría transformar el capitalismo. El título podría resumirse con la palabra ya famosa e incluida en todo diccionario feminista: mansplaining. El término pone nombre a la absurda situación de un hombre interrumpiendo a una mujer para imponer su discurso.

Samanta Schweblin – Kentukis

Literatura Random House

La autora consigue, en este libro, desvelar el lado más inquietante de la era tecnológica, la cual está más que asentada en nuestro entorno y nuestro día a día. A través de un relato de ficción se cuenta la historia de unos aparatos electrónicos que se mueven de forma autónoma por el hogar de los protagonistas y que graban todo lo que se encuentra en su entorno. Los aparatos están controlados por otros ciudadanos. Una especie de Black Mirror, igual de tenebroso.

Jason Stanley – Facha

Blackie Books

En este libro, publicado por Blackie Books, el autor desengrana los mecanismos que tiene el fascismo para llegar al poder y articular nuestras vidas. Así la ultraderecha ha ido anclándose, poco a poco, en todo el planeta para marcar un futuro que se observa terrible y demoledor. Todo ello lo han ido consiguiendo gracias a la jerarquía, a su propaganda y a su victimismo.

Primo Levi – Si esto es un hombre

Biblioteca Primo Levi

En la misma línea temática, saltamos a diciembre de 1945, momento en el que el autor escribe este relato que narra la experiencia que vivió durante su cautiverio en el campo de exterminio nazi de Auschwitz durante la Segunda Guerra Mundial. Las atrocidades vividas darán al lector la oportunidad de dar su propio juicio a esta época y a esta ideología radical que aniquiló a más de seis millones de judíos.

Albert Camus – El extranjero

Alianza Editorial

En la primera novela de Camus se denuncia una sociedad que está olvidándose completamente del individuo, que está dejándolo al margen. Este escenario está provocado por una Europa desgarrada y violentada después de que dos guerras mundiales le extirparan la voluntad, la confianza o la esperanza de construir un espacio mejor. Esta apatía se refleja en el protagonista de la obra que, además, carece de valores y permanece constantemente sumergido en la angustia.