10 clásicos del cine anteriores a 1970 para combatir el aburrimiento este verano

¿Cuántos clásicos del cine hemos visto los jóvenes? La respuesta es muy pocos. Y hay muy buenos que nos estamos perdiendo

Como cada año, según se van acercando los Oscar aparece de la nada ESA lista de películas que tenemos que ver. Sí, esas películas buenísimas que lo van a petar y de las que todo el mundo habla. Con los años hemos ido creando una lista de peliculones que tenemos pendientes, pero piensa: ¿De qué año son esas películas? La gran mayoría son relativamente contemporáneas. ¿Dónde están los clásicos? ¿Nos están pasando desapercibidos a los jóvenes? Estas son 10 recomendaciones para ponerle remedio.  

1. Doce hombres sin piedad (1957)

Un joven acusado por homicidio. El jurado, compuesto por 12 hombres, debe decidir si es inocente o culpable. Si sale culpable será sentenciado a muerte, si hay duda razonable se salvará. 11 de ellos están seguros que es culpable, pero el miembro 8 (Henry Fonda) cree que no.

La película consiste en una hora de conversaciones en las que Fonda intenta convencer al resto de miembros del jurado de que ahí donde ven un juicio listo para sentencia hay mucho más, y que la vida de un joven podría estar en peligro por pruebas circunstanciales que no se están teniendo en cuenta.

2. Arsénico por compasión (1944)

Una comedia muy sádica que mezcla tres tipos de humor: el negro, el ácido y el americano. Está basada en una obra de teatro que tuvo mucho éxito durante los años de la Segunda Guerra Mundial en Estados Unidos, que se nota en su humor cruel, que no tiene reparos en reírse de la muerte.

El argumento es simple, un hombre (interpretado por el histórico comediante Cary Grant) descubre que su familia está compuesta por psicópatas. Sus tías se dedican a envenenar a hombres, y su hermano es un asesino en serie. El otro de sus hermanos es un lunático que usan como tapadera. El protagonista descubrirá las absurdeces sádicas de su familia mientras se da cuenta que es el único normal en esa casa.

3. La regla del juego (1939)

Una película francesa que se estrenó justo antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial, lo cual significó su fracaso en taquilla. Con los años se recuperó esta tragicomedia, con el vestuario diseñado íntegramente por Coco Chanel, que retrata con mucho cinismo el fin de semana que la alta burguesía francesa vive en un castillo: intrigas palaciegas, asesinato, cuernos, perversión, actos reprochables que surgen de las más bajas pasiones, pero que efectúan con etiqueta y cortesía, respetando las reglas del juego aristocráticas.

4.  La Diosa (1934)

'La Diosa' (1934)

Es una película china de cine mudo que retrata las penurias de una prostituta para criar a su hijo en la República de China, antes de la revolución comunista. La película, que dura poco menos de una hora y media, es un drama muy trágico con una visión crítica y muy negativa de la sociedad china. Enseña a la prostituta como la persona más sincera, bondadosa y humana de una sociedad llena de prejuicios y odio hacia aquellas mujeres solas y abandonadas, víctimas del machismo, que no tienen más remedio que vender su cuerpo. Prepárate los kleenex, porque es de esos filmes que te destrozan.

5. La gata sobre el tejado de zinc (1958)

Es la adaptación cinematográfica del clásico teatral del dramaturgo gay Tennessee Williams. En esta película, protagonizada por Paul Newman y Elizabeth Taylor, se explora la masculinidad tóxica y la homosexualidad reprimida, uno de los grandes problemas de gais, lesbianas y bisexuales. Eso sí, lo hace sutilmente, por la época en la que se enmarca, pero de forma inequívoca. Un retrato muy duro sobre cómo afecta a un hombre tragarse sus sentimientos y negar su identidad. Un pequeño spoiler, se manifiesta en forma de adicciones y la constante sombra del suicidio y la depresión.

6. Dos hombres y un destino (1969)

Un clásico wéstern que se llevó cuatro premios Óscar. No solo es acción típica de tiroteos y persecución en el Medio-Oeste de los Estados Unidos, sino que a través de sus dos protagonistas intenta enseñar la historia del país: su paso hacia la modernización y cómo afectó a aquellas personas de las regiones más tradicionales y agrarias el paso de EE.UU. hacia la gran economía moderna que es hoy en día. Un retrato psicológico del Estados Unidos más profundo en la época de la pre-globalización.

7. Rashōmon (1950)

Si el western es el género por excelencia del cine estadounidense, el cine samurái es el equivalente pero del japonés. Es la obra maestra de Akira Kurosawa, uno de los grandes del cine nipón. Esta película, además, ganó el Óscar a la mejor película extranjera, siendo la primera no-europea en hacerlo.

El argumento, ambientado en el siglo XII, narra el asesinato de un samurái contado a través de cuatro testimonios distintos: el del asesino del samurái, de la esposa del samurái, del samurái mismo (que habla a través de una médium) y de un testigo del hecho. Una forma muy diferente en esa época de romper con la típica formulación de acción, nudo y desenlace. La historia es, más allá de una película de acción, profundamente filosófica, y se adentra en la humanidad de las personas, el crimen y la violencia.

8. La gran evasión (1963)

Es 1944 y un grupo de presos en el campo nazi de prisioneros de máxima seguridad de Stalag quiere huir. No hay mucho más argumento: típica película de persecución, suspense y huida que te deja enganchado al sofá mordiéndote las uñas. Un clásico estadouniense algo largo (casi tres horas de filme) que sentó las bases de este tipo de películas. Es decir, si te enganchó Prison Break, La gran evasión es obligatoria.

9. Spring in a Small Town (1949)

Esta película china fue ignorada durante la China maoísta. Sin embargo, con la llegada de los 2000 se la reconoció como un clásico del cine oriental y una de las mejores películas jamás realizadas en China. Ambientada en la guerra sino-japonesa, es un drama romántico que humaniza a una familia aristocrática que lo perdió todo por la ocupación japonesa (por eso fue muy controvertida durante el comunismo, porque hacía empatizar con los más ricos y privilegiados).

Los protagonistas se entremezclan en un cuadrángulo amoroso en el que las heridas del pasado, la pobreza, la perfecta moral familiar asiática y la trágica historia de la nación china se entremezclan en una deprimente historia de amor en la que las mujeres juegan un papel protagonista y no se conforman con ser “la mujer de”.

10. El limpiabotas (1946)

Una película italiana ambientada en la Italia deprimida de la posguerra. Relata cómo la mafia se aprovecha de unos jóvenes pobres que viven como limpiabotas. La historia es una tragedia que denuncia cómo la inocencia de los jóvenes se puede ver pervertida y truncada por un contexto social nefasto y la falta de escrúpulos de unas autoridades inhumanas y una élite ligada a la mafia que se aprovecha de los más desfavorecidos.