Coca-Cola, Nestlé y otras 250 multinacionales firman abandonar el plástico para 2025

Un estudio de Break Free From Plastic Movement puso al descubierto el papel crucial de estas compañías en la contaminación plástica del planeta

Realizar tímidas campañas de concienciación contra la contaminación plástica resulta ya insuficiente. De hecho, las estimaciones del Foro Económico Mundial(FMI) indican que si seguimos por este camino llegaremos a producir en 2050 unos 1.124 millones de toneladas de plástico, un absoluta despropósito. Lo bueno, sin embargo, es que la sociedad parece estar reaccionando y provocando cambios estructurales. En concreto, la auditoría de Break Free From Plastic Movement que señaló a Coca-Cola, PepsiCo y Nestlé como las marcas que más contaminación plástica generaban han motivado un acuerdo histórico.

Según informa la web Directo al Paladar, la organización benéfica The Ellen MacArthur Foundation y el Pro Medioambiental de Naciones Unidas han trabajado juntas para conseguir que todas las grandes empresas de la industria alimentaria mundial como Coca-Cola, PepsiCo, Nestlé, Kellog's, Unilever, Danone o Mars se comprometan a abandonar de manera definitiva la utilización de plástico como método de envasado para 2025. O en otras palabras: han logrado que las grandes multinacionales dejen de situar la responsabilidad de la contaminación plástica en los consumidores y acepten su responsabilidad en este grave problema.

Un paso gigantesco que no habría sido posible sin la auditoría reveladora de Break Free From Plastic Movement o sin las presiones conjuntas de The Ellen MacArthur Foundation y de la ONU, pero tampoco sin las pretensiones normativas que tiene la Unión Europea para el futuro cercano. No en vano, la semana pasada el Parlamento Europeo votó a favor de la erradicación total de todos los plásticos de un solo uso para 2021, entre otras medidas contra esta problemática que está destrozando ecosistemas, matando millones de animales y envenando nuestros cuerpos. Todos juntos, empresas incluidas, estamos a tiempo de salvar el planeta.