Si no podemos viajar por el mundo, salgamos fuera de él

La compañía Space Perspective ha anunciado un plan para presentar una nave espacial que podría llevarnos a la estratosfera. Se espera que empiece a operar a principios del 2021

Ver el planeta Tierra desde fuera, ¿te lo imaginas? Sus tan inmensas dimensiones delante de tus ojos. Esa imagen que hemos visto en películas, en libros o en archivos de Internet esta vez puede ser real. “Desde escalar montañas y navegar por los mares, hasta viajes aéreos y vuelos espaciales, la humanidad siempre ha ido más alto y más lejos, para una mejor y nueva perspectiva de nuestro mundo”, así comienza la presentación de la compañía Space Perspective, la cual ha anunciado un plan para presentar una nave espacial comercial que puede llevarnos a la estratosfera de viaje y empiece así lo conocido como turismo espacial.

“Queremos llevarte al borde del espacio para experimentar lo que casi nadie tiene: la perspectiva de la Tierra como planeta, una nave espacial para toda la humanidad y nuestra biosfera global, girando en el profundo y oscuro vacío de nuestro sistema sola”. ¿A quién no le apetece montarse en esta nave con esta descripción? La situación actual que vivimos nos permite movernos por el territorio nacional y, aunque hay fronteras que ya se están abriendo, podría ser un riesgo hacer turismo como el que hacíamos antes de la pandemia. Ampliar los horizontes moviéndonos fuera del planeta podría ser una opción aunque cabe destacar que el precio de su viaje no es como un vuelo de Ryanair.

125.000 dólares costará ir a la estratosfera, unos 111.000 euros, un precio bastante asequible si se compara al coste que tienen otros viajes fuera del planeta como Space X. Además, Space Perspective tiene la intención de que estos viajes empiecen a principios del año 2021. La nave, que en realidad es un enorme globo aerostático, tendrá una pequeña cabina presurizada colgando debajo con ocho plazas, llevará un piloto y llegaría hasta la estratosfera que se extiende entre los 10 y 50 kilómetros de altitud. El globo mide unos 200 metros de altura y es la cantidad de hidrógeno que llevará dentro lo que le permitirá ascender. 

La estratosfera no es el espacio exterior pero está lo suficientemente alto como para visualizar la oscuridad del espacio y la curvatura de la Tierra. La compañía estima que el viaje dure unas seis horas, es decir que la nave se elevará unos tres kilómetros por hora aproximadamente, para después navegar por la estratosfera unas dos horas (momento de hacer fotos y vídeos) y luego descenderá lentamente. Una vez que aterrice lo hará en el Océano Atlántico o en el Golfo de México, ya que despega del Centro Espacial Kennedy de la NASA y allí será recogido por un barco.

La cabina que tiene lugar para ocho viajerxs contará con un bar, baños, enormes ventanales y asientos. La compañía está comenzando a plantearse organizar eventos, con lo cual quizás sería posible incluso celebrar tu propia boda fuera del planeta. 

CN