Las mejores furgonetas para viajar en verano

Viajar en furgonetas camperizadas o normales se ha convertido en una moda práctica divertida y a la larga económica si viajas mucho

Los precios de los hoteles se disparan, tienes que preocuparte de planificar todo el tiempo dónde vas a estar, de cómo llegar y cómo irte y un largo etcétera. Además, añade el alquiler de coche para moverte en vacaciones, mucho gasto y mucha preocupación. Ante la disyuntiva de si gastar más en transporte o alojamiento, una opción con mucho encanto para disfrutar de rincones mágicos tanto en movimiento como a la hora de descansar es viajar en furgoneta. Cada vez está de moda y es práctico y aventurero a partes iguales. ¿Pero cuáles son las mejores furgonetas para viajar? Ahí van unas sugerencias. 

Si ya tienes una furgoneta y quieres camperizarla, es decir, transformarla en una furgoneta cómoda para acampar con ella, hay empresas que se dedican a customizarlas como Tinkerman. Según la web bycamper.es, hay que hacerse algunas preguntas claves a la hora de elegir una furgoneta y también de camperizarla. Tienen que ver con el precio, el tamaño y las necesidades. 


Libro 'Camper Van'


Por ejemplo, si quieres baño en tu furgoneta, si quieres tener también una ducha, si practicas algún deporte y por ejemplo necesitas espacio para una tabla de surf, si tienes hijxs o mascota…y, claro, el presupuesto. Aunque parezca mentira, se pueden camperizar furgonetas más pequeñas como Dacia Dokker, Nissan NV200 o incluso la clásica Renault Berlingo. Dacia Dokker es una de las opciones más baratas a partir de 17.000 euros. 


Nevera para furgoneta


Entre las medianas, la mítica Volskwagen California, la furgoneta camper por excelencia, es la preferida, pero hay otras como la Mercedes Marco Polo u otras más económicas como Toyota Proace, Citroen Jumpy, Peugeot Traveler, Renault Trafic o Fiat Talento. 


Tienda para techo


Y por último, entre las grandes la Volskwagen Crafter o la Mercedes Sprinter y más económicas Fiat Ducato, Citroen Jumper o Peugeot Boxer. Eso sí, cuanto más grande es una furgoneta más dificultad para aparcar. A la hora de embarcarse en comprar o alquilar una furgoneta, hay que tener también en cuenta la legislación vigente allá donde vas a la hora de aparcar y hacer noche, la homologación que te permita dormir, impuestos que tengas que pagar y el precio del combustible. 

Son muchas variables que requieren mirarse bien cada una de las opciones durante un tiempo antes de lanzarse a esta aventura. E incluso cuando se trata de alquilar, depende del destino y la temporada puede incluso no salir más barato que la suma de un alojamiento y un coche de alquiler. Ante tantas variables, la mejor furgoneta siempre será la que tiene aquel amigo tuyo que no tiene problema en prestarte.