Empieza la construcción de la primera ciudad extraterrestre de la Tierra

Este proyecto multimillonario a las afueras de Dubái imitará las condiciones de Marte y servirá como prototipo para ver cómo recrear las condiciones de la Tierra en el planeta rojo

Dubái refleja a la perfección lo que son los Emiratos Árabes Unidos: una ciudad casi futurista construida prácticamente de la nada, en medio del desierto e invirtiendo millones. De hecho, este país situado en una de las costas de la península arábiga al igual que sus vecinos, si tiene de algo es desiertos y millones. Por eso pueden permitirse locuras arquitectónicas como construir el edificio más alto del mundo, islas artificiales en forma de palmera o una ciudad que imite las condiciones de una colonia en Marte.

Es el último proyecto del país, la Mars Science City, “la primera ciudad extraterrestre construida en la Tierra”, como lo define el diario ABC, que después de tres años paralizado empieza su construcción. Esta ciudad estará situada en el desierto, a las afueras de Dubái, e imitará las condiciones de Marte. Y no solo las geológicas, con la arena del desierto imitando el polvo que recubre la superficie del planeta rojo, también las climatológicas, atmosféricas y gravitacionales: “sus habitantes vivirán en las mismas condiciones climatológicas de dicho planeta, es decir, se hospedarán en instalaciones bajo tierra en forma de biodomos o cúpulas cubiertas que serán diseñadas con impresoras 3D y estarán sometidas a la baja gravedad y la baja presión”.

Estéticamente, la ciudad será como una especie de invernadero redondo y gigante (sí, como el típico que te imaginas cuando piensas en colonias espaciales) para crear unas condiciones adecuadas para la vida, no solo humana, sino también vegetal. Las membranas serán transparentes y servirán para proteger de los 63 grados bajo cero que hace en Marte y la radiación solar, que en Marte es demasiado elevada. Sin embargo, no será suficiente para hacer habitable el planeta, con lo cual quieren hacer casas subterráneas que tengan un techo con acuarios, para que filtren la luz solar. Además, tendrían oxígeno a base de aplicar electricidad al hielo que hay bajo la superficie del planeta.

© BIG

Como las casas serán subterráneas, bajo la gran cúpula habrá jardines (donde pasear) y huertos para mantener la dieta (de base vegetariana). Además, habrá zonas comunes con laboratorios para la investigación espacial. Pero no todo será científico: cada vez hay más proyectos que quieren crear turismo espacial y forrarse (como, por ejemplo, la nave que quiere llevarnos a la estratosfera en 2021), y este no es una excepción, así que también incluirá un espacio vacacional que recree la vida espacial, para que te puedas imaginar cómo será la colonia cuando esté en la superficie del planeta rojo.

© BIG

Todo este proyecto costará 125 millones de euros y ocupará 176.000 metros cuadrados de desierto. Servirá para ver si el proyecto es viable y es posible construir, no solo en Marte, sino en zonas sin vida: para que, si el desierto se come más terreno fértil debido a la crisis climática, podamos sobrevivir en ambientes más extremos. Este ambicioso proyecto está enmarcado en la carrera espacial árabe, que cada vez está consiguiendo más logros (Emiratos Árabes Unidos se convirtió ayer, lunes, en el primer país árabe en enviar una misión a Marte; sin tripulación, por supuesto). Si todo funcionase bien, según sus cálculos, en 2117 podrían llegar a habitar la superficie de Marte.

CN