Descubre si eres apto para los 1000 visados que ofrece el gobierno de Canadá

La Working Holiday Visa permite estudiar o trabajar en el país norteamericano por un periodo máximo de doce meses

Cualquier ranking que clasifique los 194 países de nuestro planeta por calidad de vida y satisfacción de su ciudadanos encontrará a Canadá entre los mejores puestos. Empleo. Educación. Seguridad. Tolerancia. Y, por encima de todo, unos paisajes naturales impresionantes. Por eso no es extraño que todos guardemos la esperanza de pisar sus tierras tarde o temprano. ¿Pero y si fuese posible pasar una temporada estudiando o trabajando allí? Lo es. Gracias a un acuerdo del gobierno canadiense con nuestro país, hasta 1000 jóvenes españoles de entre 18 y 35 años tendrán la oportunidad de vivir doce meses en el país norteamericano.

El programa, inaugurado en 2014, funciona bajo el nombre de Working Holiday Visa y ofrece el permiso necesario para trabajar en Canadá. No obstante, para poder optar a este codiciado visado es imprescindible cumplir varios requisitos. En primer lugar, disponer de una cuenta bancaria con al menos 1.700 euros. Dar los primeros pasos en un país de tan alto poder adquisitivo requiere cierta inversión. En segundo lugar, y bastante obvio, tener vigente el pasaporte. Si no es tu caso, ya estás tardando. Y en tercer lugar, tener un seguro médico. Si reúnes los tres requisitos, la aventura de tu vida podría estar esperándote.

Pero no te duermas. El periodo para presentarse candidato a la Working Holiday Visa comenzó el pasado mes de noviembre y durará hasta el próximo mes de agosto, pero con total seguridad habrá miles y miles de personas optando al mismo premio. Así que entra inmediatamente en este enlance para responder a un cuestionario que te llevará unos diez minutos con el objetivo de descubrir qué programa de inmigración te viene mejor. Una vez terminado el cuestionario, y si eres apto para algún programa, podrás presentar la candidatura en la web del Gobierno canadiense. Y entonces solo quedará cruzar los dedos.

Si lo consigues —un visado que solo puede recibirse una vez en toda la vida—, recibirás un email de confirmación y tendrás diez días para aceptar el visado. Ya solo quedará presentar la documentación —datos biométricos como huellas dactilares y foto incluídos— y listo: la Working Holiday Visa canadiense será tuya. Desde ese momento y hasta que transcurran doce meses, estarás autorizado a entrar y salir del país tantas veces como desees, a estudiar allí en alguna universidad o institución durante un plazo máximo de seis meses y, por supuesto, a trabajar. Imagínatelo: una estancia que podría cambiar tu vida para siempre.