9 micropueblos de España para unas vacaciones post-coronavirus sin avión

Con el coronavirus se acabó viajar fuera de España y a saber cómo será la temporada de playa. Estos pueblos de menos de 300 habitantes te servirán para cuando organices las vacaciones y tengas que huir del calor infernal de tu ciudad

Olvídate: esas vacaciones en la playita de Cancún, de fiesta por Berlín o comiendo hummus hasta hartarte en Israel no van a suceder. Aunque a principios de año todavía conservábamos la esperanza, toca ser realistas y pensar que se acabó coger vuelos en una temporada (sí, lo que no logró Greta Thunberg, lo logró el coronavirus). Ahora, los stories de dar envidia serán desde tu pueblo en Cuenca o Albacete.

Pero si no eres de los afortunados que todavía conserva casa en el pueblo, hay muchas opciones para pasar tus vacaciones. Desde joyitas rurales accesibles en Renfe hasta pueblos donde dormir fresquito ahora que empieza a hacer calor. Las recomendaciones son infinitas, y cada uno tiene las suyas: por ejemplo, la del twittero Nacho (@Nachodm10), una treintena de micropueblos tan pequeños que todos sus habitantes “cabrían en la sala de un cine” y tan bonitos que en menos de un día ya tenía más de 10 mil retweets. Estos son algunos de los más bonitos.

1. Pedraza (Segovia)

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de SegoviaBonita (@segoviabonita) el

Empezando por el más grande la lista (380 habitantes, menos que en tu manzana), tiene el encanto de los pueblos típicos de Castilla: plaza mayor porticada, murallas, un castillo… Vamos, todo lo que te esperas de un pueblo de origen medieval español, y encima está poco más de una hora del centro de Madrid.

2. Bagergue (Lleida)

Aunque durante todo el año está vacío, se llena en cuanto caen las nieves. Situado en la Vall d’Aran, seguro que te suena si te va el esquí o el montañismo. Siempre entra en las listas de los pueblos más bonitos y vale la pena verlo haya o no nieve (de hecho, si vas en verano te asegurarás huir del calor infernal que arrasa las ciudades… y este año que no sabemos si podremos ir a la playa, deberías tener en cuenta la opción de huir a la montaña).

3. Villar de Domingo García (Cuenca)

El pueblo tiene casi más letras que calles. Solo 200 habitantes, pero un tesoro escondido: el mosaico figurativo (en este caso, con figuras humanas) más grande de Europa. De interés para aficionados a la arqueología, porque sinceramente, su arquitectura no es nada del otro mundo.

4. As Ermidas (Ourense)

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de OMGuan🌴 (@omguan) el

Literalmente una calle, pero qué bonita. Casitas blancas y grises que acaban en una iglesia barroca con doble campanario en medio del campo gallego.

5. Espierba (Huesca)

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Fotografía 📸 (@lalolalu_) el

Tiene 40 habitantes y está situada en el Pirineo aragonés, rodeado de verde y de frescor constante (nada más faltaría, está situado a 1350 m de altura, es uno de los pueblos más altos de España).

6. Frías (Burgos)

Está construido sobre un peñote coronado por un castillo medieval. Casitas de madera, monumentos antiguos, gastronomía castellana y muchísimas cuestas (aunque, como es tan pequeño, aunque esté cuesta arriba te lo acabarás rapidísimo).

7. Mogarraz (Salamanca)

Wikimedia Commons

Siempre se cuela en las listas de pueblos más bonitos por los retratos que cuelgan de sus fachadas de corte medieval. Es diminuto y te lo haces en pocas horas, pero tiene tantos detallitos castizos que te puedes pasar todo el día haciendo fotos para llenar tus stories con una estética digna de Almodóvar.

8. O Cebreiro (Lugo)

Te sonará si has hecho el Camino de Santiago, porque suele ser una de las paradas más típicas. Es muy famoso, sobre todo, porque conserva pallozas (aunque restauradas), los edificios típicos de la arquitectura que había en la península antes de la llegada de los romanos.

9. Masca (Tenerife)

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de P E T R A (@petrametsikko) el

Si eres de las islas, también tienes opciones de visitar pueblitos. Por ejemplo, Masca, de menos de 100 habitantes, es uno de los más memorables: sobre una montaña, en pleno parque de Teno, parece una construcción maya o azteca. Según las guías de turismo, imprescindible por su naturaleza y por lo bien que se come.  

CN