8 lugares impresionantes del mundo que merece la pena pisar

Te gusta viajar, eso es indudable. Siempre que vuelves de un viaje estás pensando en cuál podría ser tu próximo destino. Cada vez más, la gente que te rodea elige sitios más extraños, únicos y, por supuesto, lejanos para invertir tus próximas vacaciones. El problema viene cuando, ir a Tailandia, Vietnam o Croacia se vuelve mainstream y todo el mundo conoce a algún amigo (o contacto en Facebook) que alardea de haber pisado 'tierras lejanas'. Por ello, hemos pensado que sería bueno darte ideas nuevas. Lugares y rincones menos masificados por el turismo y que, sin embargo, merece la pena descubrir por su increíble belleza.

Aquí te dejamos la lista de las ciudades más flipantes del mundo para que puedas alardear de ser la primera persona de tu timeline en pisarlas y descubrirlas.

Findhorn, Escocia

Las ciudades más guays del mundo

El encanto de Findhorn no solo reside en la belleza de sus calles, monumentos o naturaleza. La grandiosidad de esta localidad escocesa recae, sobre todo, en la manera de vivir de sus habitantes. La comunidad posee actualmente más de 500 personas de todo el mundo y de todas las edades que creen en una cultura universal creada a partir de principios espirituales. Se definen como 'ecoaldea' y 'centro holístico' donde su estilo de vida se basa en la sostenibilidad y en el pensamiento positivo.

Ushuaia, Argentina

Las ciudades más guays del mundo

Viajar a Ushuaia es viajar al fin del mundo. Es la ciudad más austral del mundo y está situada en la Patagonia argentina, al sur de la llamada 'Tierra del Fuego'. Es una urbe relativamente joven ya que se fundó en el año 1984, pese a que ya la habitaban un grupo de misioneros anglicanos. Entre sus muchos atractivos, dejando de lado el impresionante Monte Martial que la corona, la localidad destaca por su Bahía Encerrada y por la reconstrucción del 'Pueblo Viejo' que reproduce la antigua ciudad de los pioneros.

Longyearbyen, Noruega

Las ciudades más guays del mundo Tommy Dahl Markussen

Longyearbyen es la ciudad principal de las Islas Svalbard, donde se encuentra el museo dedicado a este archipiélago noruego. Posee una granja de perros husky, quienes serán los acompañantes que tengas si decides realizar un paseo en trineo por los impresionantes glaciares y las montañas cubiertas de nieve. Con casi 2000 habitantes, Longyearbyen es una ciudad perdida en la inmesidad del Océano Ártico y, de noviembre a febrero, la luz diurna es inexistente; lo que permite disfrutar las impresionante auroras boreales.

Zanzíbar, Tanzania

Las ciudades más guays del mundo

Son las dos islas más alejadas de la costa oriental africana: Unguja (o Zanzíbar) y Pemba. Su nombre tiene un curioso significado "La costa de los negros" y posee 36 kilómetros de playas vírgenes de aguas cristalinas. Sin apenas turistas que la masifiquen, Zanzíbar posee una apasionante mezcla de culturas: persas, portugueses, árabes y africanos. Si lo tuyo no es exclusivamente ponerte en la playa cual lagarto, te recomendamos visitar 'Stone Town', el barrio antiguo de la ciudad de Zanzíbar declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000.

Zante, Grecia

Las ciudades más guays del mundo

Zante, conocida también como 'La flor de Levante', forma parte del grupo de Islas Jónicas griegas. Su capital, del mismo nombre, está situada en la costa oriental y es una de reciente construcción ya que un terremoto la dejó devastada en el año 1953. Con casi 123 kilómetros de costa, las playas son el atractivo más importante de esta isla gracias a sus arenas rojizas, sus aguas cristalinas y su impresionantes acantilados. Como actividad obligatoria: un paseo en barca a la sorprendente Playa del Naufragio o 'la cueva de los contrabandistas', cuya leyenda afirma que un buque sospechoso fue perseguido por las autoridades hasta quedar varado en la arena, donde se encuentra desde entonces.

Annecy, Francia

Las ciudades más guays del mundo

Annecy se ha ganado a pulso el sobrenombre de 'La Venecia francesa' gracias a sus impresionantes canales. La vida de la capital de Alta Saboya está estrechamente ligada a la de su lago, su gran atractivo. Las aguas son tan transparentes e inmaculadas que está considerado como el más puro de Europa. Además de la visita obligada a este manantial de agua, Annecy posee una larga historia por descubrir. Por ello, acercarse hasta su castillo y museo de la ciudad, antigua residencia de los Condes de Ginebra, te ayudará a conocer un poco más de su apasionante pasado.

San Miguel de Allende, México

Las ciudades más guays del mundo

En 2008 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO junto al Santuario de Jesús de Atotonilco. Está situada en el estado central de Guanajuato y es una fuente inagotable de cultura e historia. Por ello, si eres amante del arte y las influencias que este deja en la arquitectura de las ciudades, San Miguel de Allende es tu destino. Es considerada una de las urbes más bellas de México y, sin duda, puede verse en el símbolo de la ciudad: la parroquia de San Miguel de Arcángel.

Chaouen, Marruecos

Las ciudades más guays del mundo

Situada en la montaña del Rif, esta ciudad marroquí destaca por sus pequeñas casitas tintadas de tonos añiles. Bien pudiera parecer una localidad andaluza o griega gracias a su arquitectura tan especial. Es, sin duda, una de las sorpresas para todos aquellos que se acercan hasta Marruecos y, es que, Chaouen posee una multitud de encantos: la Alcazaba y la Gran Mezquita, la Plaza de Utta, el Mellah —el barrio judío—, pasando por edificios no religiosos como los lavaderos.