5 rutas en bicicleta para pasar un verano postcovid lejos de multitudes

Desde las sierras de Ibiza hasta el parque natural más grande de España, en Jaén, nuestro país está lleno de rutas en bici que hacer en tus vacaciones

Uno de los muchísmos dramas de este año ha sido cuando en el trabajo te han preguntado: “bueno, ¿y cuándo harás vacaciones?”. Esa pregunta te ha recordado lo nefasto que está siendo 2020, todos esos planazos que se han cancelado y la difícil situación económica que estás viviendo. ¿Qué vas a hacer estas vacaciones? Olvídate de viajar a algún sitio lejano. Olvídate, incluso, de turistear por alguna ciudad europea. Este año nos quedamos en España, y evitando todas las zonas masificadas, así que, por no poder, ni a nuestra discoteca favorita iremos.

Una de las alternativas más dignas en esta situación son las bicicletas: aire libre, vas a tu rollo, hay poca gente, el contacto es mínimo y encima haces ejercicio, que después de meses en casa todos tenemos déficit de actividad física. España tiene muchísimas rutas, algunas desde lo más plano, como el litoral barcelonés, hasta las más difíciles, aquellas de montaña que cruzan de este a oeste los Pirineos. Las rutas son tantas, que libros como España en bicicleta han recopilado hasta 101 de ellas. Estas son algunas de las mejores.

1. Ibiza

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Marcelo (@marclowild) el

Si eres de lxs cada verano va religiosamente a Ibiza pero este año te da cosilla por si te expondrás a multituded en pleno covid, la bicicleta es una buena forma de volver un año más y evitar las zonas más turísticas. La isla balear no es solo fiesta y relax playero (como los locales llevan años intentando demostrar), también hay zonas montañosas con rutas circulares, como Sa Capelleta o Sa Serra Grossa, de dificultad media por su elevación, longitud (entre 20 y 35 km) y el caloret del verano, no recomendables para principiantes, aunque no requieren ser un profesional.

2. Vía Verde de Ojos Negros

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Víctor Navarro (@neepec) el

Empieza en Teruel (en Ojos Negros) y acaba en Sagunto, en Valencia. Es una ruta para expertos, la Vía Verde más larga de España (según El País, 160 kilómetros de rutita, casi nada), y no circular, por lo que o la haces de ida o vuelta, o la haces por tramos (“dividida en dos tramos: el primero sigue la línea del ferrocarril minero de Sierra Menera, en el valle del río Palancia; el segundo desciende hasta las huertas valencianas, a orillas del Mediterráneo”), o encuentras una forma de volver al origen (en coche, tren…).

3. La Transpirenaica

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Trekking Lover (@its_trekking_lover) el

La ruta Transpirenaica son 800 kilómetros que van recorriendo por el sur de los Pirineos todos sus paisajes montañosos, desde el mar Cantábrico hasta el mar Mediterráneo. Una ruta muy bonita por sus paisajes (cada cinco kilómetros encontrarás sitios que quedarán geniales en tus stories, desde pueblecitos hasta valles, ríos y costas). Obviamente, si solo quieres dedicar un día o no te consideras unx expertx ciclista, lo mejor es hacer pequeños recorridos (por ejemplo, el de Euskadi, los del Pirineo Aragonés o la zona final, en el Cap de Creus en Girona). Pero si quieres pasar unos días, puedes dormir en algún refugio montañoso y dedicarle días o semanas a la bicicleta de montaña.

4. Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas

Más al sur, en Jaén, están estas rutas montañosas, que tienen diversos circuitos de diferentes dificultades y muchos están pensados para ocupar una excursión de un día. Esta sierra, además, es el mayor espacio protegido de España y el segundo de Europa, así que sus paisajes valen muchísimo la pena.

5. La Ruta de Don Quijote

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de maita74 (@maita74) el

La más cercana a Madrid de esta lista, la ruta de Don Quijote, que recorre 148 municipios y cinco provincias de La Mancha. Son 2.500 km, pero tranquilx, no tienes que hacértelos enteros. Está dividida en 10 tramos los cuales también tienen circuitos internos, por si no te apetece hacer más de 20 km. Puedes escoger entre parajes más naturales, ríos donde alejarse del insufrible calor, cascos históricos o por los famosos molinos de viento de la novela, un poco de todo (no en vano son miles de kilómetros de ruta).

CN