Los 5 mejores lugares de Europa a los que viajar este verano según Lonely Planet

Estás a poco más de un mes de que llegue el verano, y ya va siendo hora de pensar en las vacaciones

Ha costado, pero ya ha empieza a llegar el calor. Empezamos a guardar las chaquetas en el armario, dejamos la bufanda y guantes en ese cajón que no abrirás hasta noviembre, y sacas las sandalias y chanclas de esa caja de zapatos que tenías en el fondo del armario. Los días son más largos, la playa ya empieza a apetecer y los supermercados se llenan de sandías, cerezas, melón y helados. En esta tesitura, seguro que ya te has puesto a mirar lugares donde pasar las vacaciones de verano. Para ayudarte a tomar una decisión, Lonely Planet ha sacado la lista Best in Europe, una enumeración de los lugares imprescindibles que debes visitar durante el verano de 2019.

1. Altos Tatras (Eslovaquia y Polonia)

Este parque natural transfronterizo es el mejor destino europeo según la guía de viajes. Lo recomiendan por la versatilidad de los paisajes —que hay desde bosques hasta glaciares—, sus rutas de senderismo —pueden disfrutarlas principiantes y expertos, hay varias clasificadas según la dificultad—, su oferta de refugios de montaña donde dormir fresquito y rodeado de verde en esos calurosos días de verano, sus tradicionales pueblos —con casas de madera pintadas de colores vivos—,  y la posibilidad de ver animales como los osos pardos, prácticamente extintos en toda Europa.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Tatry (@tatryslovakia) el

Para llegar, vuela a Bratislava, una ciudad también muy recomendable que se puede ver en una mañana, y desde ahí coge un tren hasta Poprad, a los pies del parque natural, que dispone de una amplia red de funiculares y teleféricos para moverse por las zonas montañosas.

2. Madrid

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Visit Madrid (@visita_madrid) el

Sí, la capital de España es el segundo lugar en la lista. Poco podemos decir que no sepas ya: sus terrazas, sus museos, su vida nocturna, sus parques, sus ofertas de ocio… Como indica El País, la peatonalización de la Zona Centro o los 200 años del Museo del Prado han revalorizado la ciudad hasta la segunda posición de la lista.

3. Arctic Coast Way (Islandia)

Pixabay

Sea por su lejanía o por el frío ártico, Islandia no suele estar especialmente masificada. Aunque Reikiavik y los puntos más turísticos sí que pueden llegar a tener aglomeraciones en verano, rutas como la Artic Coast Way te permiten conocer los paisajes de la isla sin apenas encontrarte turistas. Esta ruta turística se va a inaugurar en junio y se extiende 900 km por toda la costa ártica, ideal para viajar subido en un todoterreno capaz de enseñarte las mejores cascadas, ríos, piscinas termales y fiordos islandeses.

4. Región de Herzegovina (Bosnia y Herzegovina) 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Visit Mostar ® 🇧🇦 (@visitmostar) el

Una región que mezcla una dura historia —todo el mundo recuerda o ha oído hablar de la guerra de los Balcanes— con una naturaleza casi virgen. Para disfrutar de la región, puedes establecer el campo base en Mostar —que tiene el emblemático Puente Viejo (Stari Most) y un casco antiguo imprescindible— y hacer excursiones de un día a diferentes puntos naturales de los Balcanes o, incluso, escaparte a Dubrovnik (Croacia) a la cual se puede ir siguiendo la ruta ciclista CIRO (160 kilómetros).

5. Bari (Italia)

Situada al sur de Italia, no muy lejos de Lecce o Nápoles, es una destinación de moda. Se vuela fácilmente con aerolíneas low cost, cuenta con mucho patrimonio arquitectónico (su casco antiguo es una amalgama de plazas, callejones, edificios renacentistas e iglesias al más puro estilo italiano), pequeñas calas a pies de la roca sobre la que se erige la ciudad y una gran oferta de gastronomía y ocio, que se ha multiplicado en los últimos años gracias a que Bari se ha convertido en una destinación típica de Erasmus. Eso sí, si no te gusta la masificación, olvídate de visitarla en verano, porque sus playas están igual de llenas que la Barceloneta o Malvarrosa.