TikTok está lleno de gente que romantiza la pandemia y no quiere que se acabe

Estar en casa y no poder salir parece el peor de los planes, pero un año después de la expansión global de coronavirus, hay muchxs jóvenes que no quieren volver a pisar la calle

Una de las canciones de la pandemia ha sido sin duda Supalonely de la neozelandea Benee. En el vídeo, una chica absolutamente aburrida va de la nevera a la bañera y de la tele a la cama mientras ve las horas pasar desde el interior de su apartamento mientras se repite que es una absoluta perdedora. La sensación debe haber sido global entre marzo y abril de 2020, cuando la Organización Mundial de la Salud decidió declarar pandemia el coronavirus por su rápida expansión a lo largo y ancho de nuestro adorado planeta Tierra. De ahí, pocos países se salvaron de pasar por el confinamiento domiciliario y la sensación de languidez que tenían esos días, probablemente los días más raros de nuestras vidas.

Pero mientras una parte de la generación Z se tira del pelo porque no ve la hora para volver a tomar las calles, la pandemia también ha dejado un regimiento de Benées, que en TikTok comparten su deseo por nunca más volver a salir de casa. "Realmente tuve la audacia de quejarme sobre mi primera cuarentena, hermana, estuve jugando a Fortnite durante 2 horas con mis amigos, en Facetime hasta las 5 am, despertándome a las 2 y siguiendo mi propio horario escolar sin maestros, aprendí sola durante 4 meses, haciendo ejercicio, escuchando música nueva, en tiktok 24 horas al día, 7 días a la semana, probé chikfila por primera vez, tuve tiempo para mí misma, ME BRONCEÉ DESDE MI VENTANA, me teñí el cabello de morado", recuerda una usuaria citada por el medio estadounidense Vox. "No tenía motivos para quejarme [...] Fue muy divertido y todos nos quejábamos".

@ustinkyb1tch_

bye

♬ Supalonely (feat. Gus Dapperton) - BENEE

Supalonely es la sintonía de fondo de esta tribu urbana que tiene tan poco que hacer en casa como fuera de ella. A principio del desconfinamiento, algunos pasamos un poco de miedo y no nos molaba mucho la idea de la nueva normalidad, aunque la mayoría nos hemos ido acostumbrando a todo, incluso a que no quitarse la mascarilla al final de una cita es como la nueva cobra. Pero ahora que parece que el final de todo esto está más cerca que nunca, ¿por qué hay gente que sigue romantizando la cuarentena?

Como explica el artículo, la cuarentena ha dado a muchas personas una sensación de síndrome del cerebro suave que les hace sentir que el tiempo no tiene sentido y que nadie sabe ya cómo volver a ser normal. Además, gracias a internet, los ciclos de la nostalgia se superan de manera muy rápida, lo que te sigue dejando en una especie de vida atemporal que puede dar la sensación de que la primavera pasada está ya muy atrás. Finalmente, con la perspectiva de futuro que tenemos, a mucha gente le da la sensación de que la cuarentena era un momento de seguridad en el que nada malo les podía pasar, concluye.

Todo lo que pasa en un año en la vida de unx adolescente es muy importante. Si le quitas las oportunidades de vivir su vida, va a empezar a adaptarse a lo que ha vivido ya porque la nostaligia es un elemento inalienable de gran parte de la humanidad. Al final, cuando tú piensas que lo único que quieres es escapar de todo y volver a vivir una vida de adrenalina, para otra gente puede ser tan aterrador que solo quieren comer Cheerios y ver videoclips.