El verdadero significado de las zapatillas en los cables de algunas ciudades

Hay teorías sobre la tradición de colgar zapatillas de los cables vinculadas a las drogas, las apuestas o el arte urbano

Es muy posible que lo hayáis visto en alguna ciudad, sea Madrid, Barcelona, Berlín, Nueva York, México DF, Sao Paulo o Lisboa. Y es posible que hayáis tenido una conversación larga sobre el motivo de esta curiosa tradición urbana universal. Pero, ¿Por qué narices hay zapatillas deportivas colgadas de algunos cables en los barrios de la ciudad? 

No eres la única persona que se ha hecho esta pregunta. De hecho, El Confidencial ha publicado recientemente un artículo en el que repasa las posibles explicaciones que se han encontrado históricamente a esta práctica. Muchas publicaciones anglosajonas también se lo han preguntado. 

Aunque los textos de preguntas y respuestas parezcan un invento para motivar el clickbait en internet, en el año 96 Adams Cecil ya lo practicaba en el Chicago Reader en una columna conocida como ‘The Straight Dope’. Y en ella, los lectores preguntaban y preguntaban el por qué de las zapatillas colgando. En un ciberforo de la época encontró respuestas vinculadas a la venta de drogas, que es la más extendida. 

Pero no existe ninguna confirmación histórica de que, en efecto, los traficantes cuelguen zapatillas deportivas para que los compradores sepan adónde acudir y existen dudas sobre la posibilidad de que los vendedores de drogas quieran dar pistas a la policía sobre en qué zonas se vende. Lo mismo pasa con otra de las teorías, que dice que las bandas criminales que dominan un territorio cuelgan sus deportivas como modo de marcar el territorio, como los perros hacen con los meados. 

Aún hay más teorías: Podría ser que las zapatillas sean el resultado del bullying y al agredido se le lanzan las zapatillas hacia arriba para dejarlas colgadas. Que refleje el resultado de apuestas en las que el perdedor se queda sin su calzado. 

Todas ellas cuentan con testigos que dan fe de ello, pero ninguna se ha confirmado como la dominante o más verídica y es imposible responder al por qué de los miles y miles de pares colgados en el mundo. También se ha acabado convirtiendo en una expresión de arte urbano que ha recibido el nombre de shoefiti (parecido a graffiti), con lo cual tal vez la motivación de algunos pares que veas colgados es tan solo estética. 

Según la web de Chicago WBEZ, que expone todas las teorías citadas anteriormente, en los siete años que van de 2008 a 2015 hubo 6.000 peticiones para descolgar pares de zapatillas de cables telefónicos tan solo en dicha ciudad estadounidense. Eso sí, la tendencia fue la de ir a menos por lo que quizá solo se trató de una moda.