Por qué Netflix no quiere que veas esta escalofriante serie sobre Franco

 

Sin promoción y hecha en Alemania, la serie sobre Franco estrenada en Netflix cuenta los detalles más oscuros de un dictador sanguinario al que muchos quieren blanquear

Mientras en España hay partidos políticos que intentan blanquear el franquismo, una serie documental ha llegado a Netflix para contar todos los detalles de la vida del sanguinario dictador militar Francisco Franco. Y sorpresa: La serie no es española, sino alemana. No ha contado con promoción y por ahora ha sido muy poco el ruido mediático que ha generado. Ni siquiera la han doblado al español. 

Pero ya está entre las tendencias de la plataforma y es posible que su popularidad crezca a medida que pasen los días. Por ahora, se ha colado en la posición 10 de las series más vistas en España. Y eso sin anuncios, ni promoción en redes, y a pesar de estar grabada íntegramente en alemán, un idioma con muy pocos hablantes en España. 

Se trata de una serie documental bastante al uso y tradicional, en la que sobre todo historiadores y biógrafos repasan su ascenso y su consolidación como dictador en España desde su infancia en la localidad gallega de Ferrol. Pero nunca antes se habían dedicado cinco episodios de más de 40 minutos a la figura del dictador más duradero del siglo XX en Europa, que impuso su régimen autoritario desde el año 1936 hasta 1975. Y pocas veces o ninguna se había explicado con tanta claridad la crueldad del dictador en una gran plataforma audiovisual. 

El primer episodio de la serie narra su ascenso y evolución, desde una infancia marcada por la huella militar de Ferrol, donde creció, las ausencias de su padre y el autoritarismo de su madre, hasta su llegada al poder. Entremedio, su primera gran misión en Marruecos, donde volvió con una herida y pasó a comandar la legión primero y a dirigir después la academia militar de Zaragoza. 

Los historiadores cuentan que mató a un soldado por salirse de la fila, que no conocía el miedo y que su obsesión era más el patriotismo que la estrategia militar. Que se puso en duda su paternidad y la de su esposa Carmen Polo, porque había “pruebas” de que no le interesaba el sexo, tal vez porque se contó que la herida de guerra que se llevó de Marruecos la sufrió en la entrepierna. Que el ministro de Defensa en el año 34 le confió resolver las huelgas que se habían levantado y que lo hizo matando a 3.000 personas y torturando a 30.000. Ahí se convirtió en referente de la derecha y enemigo de la izquierda. 

El segundo episodio cuenta su llegada al poder y al palacio del Pardo, mientras que el tercero aborda el rol de los países aliados en España después de la Segunda Guerra Mundial. El cuarto episodio recupera el desarrollismo de los años 50 y el último ahonda en la oscuridad del personaje y cuenta sus últimos días hasta llegar a la Transición. Toda una ampliación para los apasionados de la historia o los estudiantes que estén tocando la materia en el instituto o la universidad.