Sale a la luz el contrato con el que Cristiano Ronaldo habría pagado el silencio de la mujer que violó

Kathryn Mayorga denunció al jugador portugués en 2010 pero alcanzó un acuerdo económico debido a la "impotencia" de no poder hacerle frente

La modelo Kathryn Mayorga fue supuestamente violada por Cristiano Ronaldo en 2009. Como ya explicábamos en un artículo anterior, la modelo presentó una denuncia en 2010 pero llegó a un acuerdo extrajudicial por "impotencia" e incapacidad de hacerle frente. Así, firmó un contrato de 375.000 euros para conseguir su silencio. Sin embargo, impulsada por movimientos como el #MeToo, decidió romper su silencio en el semanario alemán Der Spiegel, el cual la entrevistó. Aunque el futbolista dijo en su Facebook que era mentira y solo querían beneficiarse de su fama, el Der Spiegel ha filtrado las imágenes del contrato, dándole todavía más peso a la veracidad de la historia de la modelo.

Según el contrato, Mayorga tenía que destruir cualquier prueba con la que pudiese realizar una acusación fundamentada. Además, se describen datos de la agresión: Cristiano afirmava que había usado exceso de fuerza, “se quejaba de que la forcé. Dijo no y que parase varias veces”, aunque luego lo negó y dijo que era consentido. También se estipula que él entregaba unas pruebas del VIH para tranquilizar a la mujer, lo cual significa que hubo una relación sexual sin protección, algo que denunció Mayorga en su entrevista a Der Spiegel, donde explicó que Cristiano insistió en tener sexo hasta que la violó analmente sin preservativo ni lubricación.

El relato de la violación de Mayorga coincide plenamente con lo estipulado en el contrato, que el semanario alemán consiguió gracias a las filtraciones del Football Leaks. A todas estas pruebas se suman otras materiales, como las imágenes de Cristiano bailando con la modelo el día de la supuesta violación. Los abogados de la víctima, además, han añadido como prueba del abuso el estado de salud de Mayorga, que sufre depresión desde entonces y que ha pensado en el suicidio en repetidas ocasiones.

Cristiano Ronaldo, que ha creado una marca a su alrededor y que consiguió una parte considerable de su fortuna a través de la publicidad, ya se está viendo forzado a afrontar las consecuencias de la acusación. Aunque su equipo legal ha negado en varias ocasiones la violación, algunos de sus patrocinadores ya le han retirado el apoyo. Por ejemplo, EA Sports ha retirado su imagen de la promoción del nuevo FIFA, y Nike, la marca que se encarga de vestirlo y con la cual tiene un contrato de por vida de 1.000 millones de dólares, ha dicho que “estamos profundamente preocupados por esas acusaciones y seguiremos de cerca la situación”. Todavía falta esclarecer muchas cosas, pero las pruebas van poco a poco solidificándose entorno a la culpabilidad del futbolista.