Las reseñas falsas en Amazon te manipulan para que compres los peores productos

Amazon es un mercado que puede ser muy lucrativo, y por eso hay guerra sucia para conseguir hinchar productos con 5 estrellas y arruinar la competencia con malas reviews

Que hay un negocio con las críticas de Amazon no es nada nuevo. Como explica Xataka, existen grupos de Facebook que organizan a consumidores a los que les pagan por ponerle cinco estrellas a todo tipo de productos. Obviamente, estas buenas críticas (que parecen reales, porque les dan también fotos para ilustrarla y darle credibilidad) duran poco. En el lapso de unas semanas, si los más de 8.000 administradores de Amazon no han detectado el timo, se hunden sus buenas reviews en cuanto gente real compra el producto y ve que es un timo.

Pero para calcular el impacto real de estas críticas falsas, un par de universidades de California investigaron 1.500 productos que habían usado este tipo de tácticas. Descubrieron que en esas semanas en las que el producto está ahí, con buenas reviews, antes de que alguien detecte el timo, se consigue muchísimo dinero. “Más de 500 millones de dólares al año”, asegura el artículo. Concluía, además, con que solo un 33% de los usuarios conocía este negocio de las críticas falsas. Así que cientos de personas son timadas a diario (por suerte para ellas, Amazon tiene un buen sistema, aunque contaminante, de devolución de productos).

¿Cómo detectarlo? Es difícil, lo mejor es ir con cuidado, esperar unos días antes de tomar una decisión, ver si evolucionan las críticas, y no fiarse solo de las 5 estrellas. Además, hay determinados sectores en los que el timo es más probable, y en ellos se debe tener mucho cuidado: “eran falsas las puntuaciones del 61% de los productos de electrónica, el 64% de la categoría gadget, el 63% de belleza y el 59% de las zapatillas. Haciendo el balance del total de productos de todo su mercado, hay entre un 11 y un 30% de productos que tienen más de un tercio de reviews falsas”, añade Xataka.

“Las reseñas positivas falsas en los sitios de ventas en internet son un problema bien conocido. Pero, ¿qué ocurre con las reseñas negativas?”, se preguntaba la BBC. Sí, la otra cara de la moneda también existe: “vendedores independientes que hacen reseñas de una estrella para dañar a sus rivales”. Según el artículo, el impacto psicológico que tiene una mala crítica en el consumidor es terrible. Aunque 10 personas te digan que es perfecto, si uno te dice que fue lo peor de su vida, te lo pensarás dos veces. “Lo más triste es que puedes tener 50 reseñas positivas, o sea reseñas de cinco estrellas, pero si tienes una o dos reseñas de una estrella, tendrás muchas dificultades para competir”, le dijo a la BBC Janson Smith, un vendedor con productos en Amazon.

La cadena británica ha entrevistado a Ella Keyes, que vendía productos para después del embarazo en Amazon y dejó su empresa tras un boicot. Tenía unas 60 reseñas, casi todas positivas. Y que estaba ganando aproximadamente 4.500 dólares al mes. Pero entonces, ocurrió algo extraño. Recibió una ráfaga de reseñas de una estrella. "Inicialmente, cuando llegó el primer par, no tuvieron mucho impacto porque yo tenía suficientes reseñas positivas que de alguna forma compensaban. Pero cuando comenzaron a llegar cada vez más, noté que las ventas cayeron drásticamente. Todo lo que sea menor (al promedio) de 4,5 y estás muerto", recuerda.

Jason Smith, fundador de una consultoría en internet para combatir las reseñas falsas, asegura que siempre suelen venir de las mismas cuentas sospechosas, como unos bots al servicio de personas que quieren derrumbar la competencia. “Creo que ahora los vendedores se han dado cuenta de que es muy difícil producir reseñas falsas de cuatro o cinco estrellas. Así que ahora dicen: 'Bueno, vamos a hacer que la calificación de la competencia caiga para que la nuestra sea relativamente más alta'”, explica. Al final, todo responde a lo mismo: querer manipular a los compradores para ganar dinero, y no ofrecer un buen producto que se venda solo. Por eso, toca extremar el cuidado cuando compramos por internet.